Reseña: Moto Z Play

No Comment Yet

Este año Motorola, o mejor dicho, Lenovo, decidió apostar por un cambio total en su gama alta y media alta. No solo se dejó de lado el nombre Moto X, sino que también se apostó por un diseño modular que gustó mucho desde su anuncio. Los módulos a usar en esta nueva línea de smartphone llevan por nombre Motomods, y son sin duda parte de su esencia. Esta nueva línea de dispositivos fue bautizada como Moto Z, y de momento al Perú sólo ha llegado el Moto Z Play, que si bien corresponde a la gama media alta de Moto, ha destacado por aspectos muy importantes, como la batería, la pantalla, y por supuesto, el diseño modular. Tuve la suerte de probar este excelente dispositivo por un par de semanas, y aquí les cuento mi experiencia.

Diseño

El Moto Z Play es un dispositivo de grandes dimensiones, con excelentes acabados, pero con ciertos puntos que se pudieron mejorar.

resenamotozplay_001

A la mano, el Moto Z Play se siente muy bien. Su peso es de 165 gramos, y sus dimensiones son de 156.4 mm de alto, 76.4 mm de ancho, y 7 mm de grosor. En tales dimensiones alberga una pantalla de 5.5 pulgadas de resolución FullHD que ocupa el 69.1% de todo el panel frontal. Precisamente al frente de este teléfono vemos en la parte superior un flash LED que nos muestra lo preparado que está para los selfies, acompañado de una cámara delantera de 5 MP en el otro extremo superior. Al medio, tenemos el altavoz para las llamadas que a su vez es un parlante para las notificaciones y la reproducción multimedia. Justo debajo de este altavoz tenemos el logo de Moto.

resenamotozplay_031

En la parte baja tenemos el lector de huellas, que aunque parezca un botón físico, en realidad solo es un sensor de huellas, siendo uno de los puntos de diseño más flojos del Moto Z Play, ya que a mi parecer desperdicia espacio que se pudo aprovechar mejor para un diseño más contenido en dimensiones si se ubicaba en la parte posterior, o si se usaba también como un botón home acompañándolo con los botones de atrás y multitarea a su costado en lugar de poner todos estos botones en pantalla. Cabe destacar que a lado izquierdo del lector de huellas tenemos un pequeño micrófono para las llamadas.

resenamotozplay_030

En la parte posterior tenemos un diseño donde destaca la cámara principal de  16 MP acompañada del logo del Moto y de un flash LED de doble tono, todo puesto sobre un círculo que sobre sale del cuerpo del celular, y que da la impresión de que le quita estabilidad al poner el dispositivo sobre una mesa, y que se rayará el lente. Por ello, creo que lo mejor es tener siempre el teléfono con un cover de los que Lenovo ha diseñado para este terminal, en mi caso el Moto Z Play venía con el Style Shell cover, y siempre lo mantuve puesto para proteger mejor el lente, ya que quedaba al ras sin sobre salir.

Más abajo, tenemos en el medio el logo de Moto, y en el límite inferior destacan un micrófono y el conector magnético para los Mods. El acabado en cristal que tiene el Moto Z Play en la parte posterior se ve muy bien, pero es mejor ponerle el cover o una funda, ya que da la apariencia de que se va a rayar, y es sin duda un imán para las huellas, el polvo y las pelusas.

resenamotozplay_005

Los marcos del Moto Z Play son metálicos, y como todo smartphone con bordes metálicos, es mejor tener cuidado con las caídas, ya que los golpes quedarán marcados. Por lo demás, destacar que en el borde inferior tenemos un jack de 3.5 mm para la salida de audio y el conector USB Tipo C. En el borde superior tenemos además de la ranura para la bandeja de la SIM y la microSD, una línea de plástico que corta el diseño metálico para incluir las antenas en su interior, no se ve muy bien, pero al menos permite una buena recepción de las señales inalámbricas. Los botones de volumen y encendido del smartphone se encuentran todos del lado derecho, y me hubiera gustado que estén un poco más al medio y no tan arriba, para que [email protected] que tienen manos más pequeñas puedan alcanzar con facilidad el botón para subir el volumen. Cabe destacar que el botón de encendido tiene una textura que lo diferencia de los botones de volumen. En el lado izquierdo del dispositivo no hay nada.

Pantalla

Hablemos ahora de uno de los puntos más fuertes del Moto Z Play, que si bien no incorpora un panel 2K (QHD) ofrece una pantalla con colores muy vivos, y adecuados niveles de contraste y brillo. Se trata de un panel de 5.5 pulgadas con resolución FullHD, es decir, tenemos 1920 x 1080 pixeles, lo que da una densidad de 403 ppi.

El consumo de material multimedia en esta pantalla es placentero. De seguro no es la mejor pantalla del mercado, y es que siendo un terminal de gama media alta no tiene porque contar con esa ventaja, pero sí es una excelente pantalla. Recordar que estamos ante un panel AMOLED, tecnología que se caracteriza por mostrar colores muy vivos y nítidos.

resenamotozplay_024

Asimismo, los niveles de brillo alcanzados son buenos para cualquier condición de luz. Así, si estamos en la calle a plena luz del sol bastará con subir el brillo de la pantalla al máximo para no perder detalle de lo que la pantalla muestra. Eso sí, para usarlo en la total oscuridad de forma cómoda es mejor bajar el brillo al mínimo nivel.

Software e Interface

En este apartado no hay mucho que destacar, más que la acertada decisión de Lenovo de seguir usando Android casi en su estado más puro. En esta ocasión tenemos un Android 6.0.1 Marshmallow casi inmaculado, lo cual sin duda hace del Moto Z Play un teléfono muy ligero y que nos permite disfrutar de la más pura esencia de Android.

El mejor agregado por Lenovo lo encontramos en este caso a través de la aplicación “Moto”, que nos permite configurar tres grandes aspectos. Las acciones que a través de gestos nos permiten activar la pantalla con sólo pasar la mano por encima, disminuir el tamaño de la pantalla deslizando hacia arriba desde la parte baja, activar la cámara desde la pantalla bloqueada con solo girar dos veces la muñeca con el celular en la mano, entre otras cosas. Tenemos también la posibilidad de activar los controles por voz y activar las notificaciones con la pantalla bloqueada diseñada por Moto.

Personalmente soy un fanático de Android puro, y el hecho de que Lenovo haya dejado el Android puro añadiendo solo funciones muy específicas y útiles  a través de su aplicación Moto, sin llenarnos de apps inútiles, convierten al Moto Z Play en uno de los mejores smartphones en este apartado.

Rendimiento y Conectividad

El Moto Z Play es un terminal de gama media alta, por lo que no cuenta con el hardware más puntero, pero es lo suficientemente potente para desenvolverse con la mayor soltura en cualquier circunstancia.

El procesador que incorpora el Moto Z Play es el Qualcomm Snapdragon 625, un octa-core a 2.0 GHz acompañado de una GPU Adreno 506. La memoria interna es de 32 GB, y se puede ampliar con tarjetas microSD de hasta 256GB. De otro lado, la memoria RAM es de 3 GB.

resenamotozplay3_008

Con este hardware el Moto Z Play no se hace problemas al abrir, cambiar o cerrar aplicaciones. El terminal va con total soltura, y es capaz de realizar cualquier acción de forma muy rápida. Tanto la edición de fotos como el uso de aplicaciones es muy fluido, asimismo, es capaz de mover los últimos juegos de la Play Store, como Asphalt Xtreme o FIFA 16. Tendrás que ser un usuario muy observador para notar alguna que otra caída de frames en los juegos más potentes, pero en realidad tal vez ni lo notes.

resenamotozplay3_007

Por el lado de la conectividad, destacar la presencia de 4G LTE, Bluetooth 4.1, GPS y GLONASS. Además, por el lado de los sensores, tenemos los básicos acelerómetro, magnetoscopio, proximidad, luz y giroscopio.

Un punto que sí es muy bueno en el Moto Z Play es el del lector de huellas. En esta ocasión Lenovo ha dotado a este dispositivo de un excelente sensor biométrico para las huellas, ya que funciona muy muy rápido. Además, para que lea las huellas no hace falta desbloquear primero la pantalla, sino que con la pantalla apagada podemos presionar el sensor y este activará la pantalla y desbloqueará el dispositivo en menos de un segundo. Cabe destacar que el sensor de huellas también servirá para bloquear el smartphone cuando la pantalla está prendida.

Cámara y multimedia

La cámara principal del Moto Z Play es de 16 MP con apertura focal de f/2.0, autofoco por detección de fase y laser, además de flash de doble tono. Asimismo, nos permite grabar video hasta en 4K a 30 fps, mismo número de fps que obtenemos en la grabación en FullHD. De otro lado, la cámara delantera es de 5 MP, y también cuenta con un flash, aunque es de un solo tono. Cabe destacar que la cámara delantera solo nos permite grabar video en FullHD.

Los resultados son en general muy buenos para su categoría, pero de hecho que no los mejores del mercado, estando un escalón por debajo de la gama alta.

Respecto a la cámara principal, les puede comentar que en condiciones de buena luz las imágenes capturadas reproducen relativamente bien los colores, y captan los detalles que podemos ver a simple vista. Sin embargo, si hacemos algo de zoom se pierde la nitidez de las imágenes, a pesar de que la cámara principal cuenta con 16 MP.

En el caso de la cámara delantera, el flash ayuda mucho para tomar fotos cuando no hay luz, y con resultados buenos si hay una buena iluminación. Además, es importante señalar que la cámara delantera está muy pensada para los selfies, ya que además del flash LED, cuenta también con 85 grados de angular, con lo cual podremos captar tomas más amplias e incluir a más personas.

resenamotozplay_038

En condiciones de muy poca luz, o luz artificial, con ambas cámaras la calidad de las fotos se reduce por la aparición de ruido. Asimismo, es una pena que no tengamos estabilización óptica de imagen, lo cual se nota cuando grabamos videos y cuando tomamos fotos con el pulso un poco tembloroso. Resaltar también que en condiciones de poca luz el enfoque es relativamente lento, y la toma de una fotografía puede durar un segundo en realizarse. Sin embargo, con buenas condiciones de iluminación el enfoque suele ser rápido.

Un aspecto positivo, es que la aplicación nativa de cámara cuenta ahora con un modo profesional para la cámara principal, el cual nos permite jugar con algunos parámetros como el ISO, la velocidad de obturación, el balance de blancos, entre otros. Sin duda hay una mejora muy importante en lo que respecta al software que acompaña a las cámaras del Moto Z Play, aunque tal vez podría mejorarse un poco el procesado con una actualización.

resenamotozplay4_001

Lamentablemente no he podido probar el Mod de cámara de Hasselblad, el cual no solo agrega un zoom óptico de 10x y un flash de zeon, sino que debería mejorar en general los resultados de la cámara. Espero más adelanta contar con este módulo.

Los dejo con algunas imágenes (clic para agrandar la galería):

Por el lado multimedia, destacar que el altavoz de las llamadas es también el parlante multimedia, y que cuenta con un volumen de sonido bastante fuerte y claro a la vez, ofreciendo una gran experiencia de sonido. Además, hay que destacar que al estar en el panel frontal del dispositivo es difícil taparlo con la mano, incluso cuando jugamos. En ese sentido, el Moto Z Play ofrece una gran calidad de sonido, el cual es complementado con el Mod de JBL, que mejora todavía más este apartado. Lo que sí es una pena es no contar con radio FM.

resenamotozplay_019

Batería

Este es sin lugar a dudas uno de los puntos más fuertes del Moto Z Play. La batería de este smartphone es de nada menos que 3510 mAh y no es removible, ya que el diseño del dispositivo es unibody.

Sin embargo, destacar que con una sola carga la batería del Moto Z Play me ha dado incluso un poco más de 8 horas de pantalla, estando este indicador en un promedio de 7 horas. Asimismo, con un uso normal he superado largamente las 24 horas de funcionamiento (con unas 5 a 6 horas en las que yo dormía y no usaba el celular).

Además, destacar la carga rápida, llamada por Moto como TurboPower, y que llevó la batería de 4% a 100% en poco menos de una hora y media.

Conclusiones

El Moto Z Play es sin duda el terminal más interesante de la gama media alta en el Perú. Con este dispositivo no solo tendremos una excelente pantalla con colores vivos y buen brillo, además de un excelente sonido y una extraordinaria batería con carga ultra rápida; el Moto Z Play nos ofrece toda la experiencia modular que Lenovo ha ideado para la tradicional marca de celulares.

Aunque de momento solo he probado el módulo de parlante JBL (del que habrá una reseña aparte), creo que la experiencia modular que busca Lenovo tiene mucho futuro. Si bien la cámara no es lo mejor del mercado,nos ofrece grabación en 4K, y creo que con el módulo de cámara Hasselblad la experiencia fotográfica y de video podría mejorar mucho.

Eduardo Salazar

Author

Eduardo Salazar

Estudié economía, pero soy fanático de la tecnológica. En mi tiempo libre me gusta escuchar música, mucha música.

Up Next

Deja un comentario