Reseña: Huawei Matebook

No Comment Yet

El año 2010 Steve Jobs anunció al mundo entero la primera iPad. Desde ese momento el mismo Jobs vaticinó que había llegado el fin de las computadoras tal como las conocemos. Muchos analistas lo siguieron, afirmando que las tablets terminarían la historia de las desktops y laptops. Sin embargo, las desktops y laptops no han muerto, pero si evolucionan para no morir. En el caso de las laptops, la evolución nos ha llevado a tener dispositivos híbridos, conocidos como 2 en 1, que mezclan las ventajas de la portabilidad, ligereza y versatilidad de las tables con la productividad, y en algunos casos, la potencia de las laptops.

Este nuevo mercado de 2 en 1 ha atraído a fabricantes que tradicionalmente no estaban en el mundo de las laptops, como Huawei, que el año pasado presentó la Matebook, un híbrido entre laptop y tablet con Windows 10 que destaca mucho en varios aspectos, y que he tenido la suerte de probar durante algunas semanas, y aquí les cuento mi experiencia.

Diseño

La Huawei Matebook cuenta con excelente diseño y materiales premium. Estamos hablando de un dispositivo bastante delgado, ya que sólo tiene 6.9 mm de grosor, al igual que el iPad Pro de 12.9 pulgadas. Y precisamente la comparación con el dispositivo de Apple es porque la Huawei Matebook tiene una pantalla de 12 pulgadas de diagonal, en un cuerpo de 27.88 cm x 19.41 cm. El peso sólo de la tablet es de aproximadamente 640 gramos, el cual resulta bastante ligero, incluso agregándole el teclado case que por suerte en el Perú se incluye al comprar la tablet.

La Matebook se ve y se siente como un equipo premium. Está construida principalmente en aluminio, con un pulido muy agradable que no suele atraer la suciedad. Asimismo, sus bordes son muy ergonómicos,y pese a que es un dispositivo de dimensiones grandes, es extraordinariamente ligera en la mano. Sin embargo, hay que tener en cuenta que los marcos de la pantalla son bastante delgados, lo cual si bien le da un look muy bonito, dándole además cabida sólo a la cámara frontal de 5 MP en la parte superior, al principio es posible que toquemos involuntariamente la pantalla al sostenerla.

En general hablamos de un diseño minimalista. En la parte posterior no encontramos nada más que alguno que otro logo. Tal vez algunos echen de menos una cámara posterior, pero este no es mi caso, no me sentiría cómodo tomando fotos por ahí con un dispositivo de este tamaño. Suficiente con la cámara delantera para videollamadas. Por cierto, por la posición de la pantalla y los botones de volumen, parece que este dispositivo está pensado para usarlo más en modo horizontal, que en vertical.

En los bordes también vemos lo minimalista de su diseño. Si ponemos la Matebook en modo laptop, en el marco derecho tenemos los botones de volumen que esconden en medio de ellos el muy preciso lector de huellas, y más abajo el único puerto, un puerto USB Tipo C. Arriba tenemos sólo el botón de encendido junto a dos parlantes, abajo sólo el conector magnético para conectar el teclado, y a la izquierda solo el jack de 3.5 mm para la salida de audio y un micrófono. Nada de puertos USB adicionales, nada de lector de tarjetas SD (o micro SD siquiera). Tal vez este sea un punto que muchos le critiquen, la falta de conectividad física, que tal vez sea el precio de ser tan delgada. Pero bueno, a estas alturas ya nadie se queja de eso en los iPad.

Por cierto, la tablet envuelta en el teclado/dock tiene también un look muy premium, vaya que se ve bien.

Pantalla

La pantalla de la Matebook la podemos resumir en una palabra: Gloriosa! Así es, estamos ante un panel táctil (con 10 puntos táctiles) IPS LCD de 12 pulgadas con resolución de 2160 x 1440 pixeles. Sin duda este ha sido uno de los aspectos que más me ha gustado de la Matebook. Es una 2 en 1 que cuenta con una pantalla que realmente se presta para todo, y con una respuesta táctil muy pero muy buena.

En general, gracias a su gran resolución tenemos una imagen nítida, con colores extraordinariamente definidos, muy vibrantes y muy llamativos, algo saturados pero nada que moleste a la vista, sino que todo lo contrario, son un deleite.

Respecto a los niveles de brillo que puede alcanzar la pantalla, resulta importante mencionar que es un dispositivo que se podría usar tranquilamente al aire libre, ya que responde muy bien a la luz directa. Tal vez se podría corregir el hecho de que la pantalla refleja mucho la luz, pero es algo que no molesta tanto en comparación a las ventajas que ofrece. Realmente consumir contenido multimedia, o algunos juegos es un verdadero deleite en la pantalla de la Matebook.

Rendimiento

La Huawei Matebook fue presentada en varias versiones de hardware, con distintas combinaciones de memoria RAM y almacenamiento interno, todas con procesadores de la línea Core m de Intel, especialmente diseñados para ofrecer un buen rendimiento con bajo consumo de batería, pero un poco limitados para las tareas más pesadas.

Al Perú sólo ha llegado la Matebook con 4GB de memoria RAM, 128GB de disco interno SSD y procesador Core m3, que es capaz de llegar hasta los 1.5GHz, pero hay versiones con 8GB de memoria RAM, procesadores Core m5 y m7, y 256 o 512 GB de disco duro.

El rendimiento que nos ofrece esta combinación de hardware es básicamente para tareas de ofimática, siendo este uso el que mejor funcionará, pero no el único. En mi experiencia de uso he podido editar imágenes, y hasta video, aunque en este último caso con no muy buena experiencia. Instalé el software de edición de video que siempre uso (Magix Video Deluxe 2016 Premium), siendo totalmente funcional, aunque en algunos momentos con algo de lag, seguro debido a los 4GB de RAM (normalmente trabajo con 16GB de RAM), y con un renderizado bastante lento. Trabajé en la Matebook una reseña de aproximadamente 5 minutos, con un tiempo de renderizado de aproximadamente dos horas, y sin ejecutar ninguna otra labor en el dispositivo. La Matebook no es un dispositivo para editar videos con programas pesados.

En lo que respecta a los juegos, ni siquiera hice el intento de instalar juegos de última generación y demandantes de recursos, para ello haría falta una tarjeta gráfica. Sin embargo, probé con algunos juegos de la tienda de Windows, como Asphalt 8, y con Limbo, descargado de Steam. Con ninguno de estos juegos tuve problemas, así que no te aburrirás con la Matebook con juegos ligeros. Otro tipo de juegos es imposible, por RAM, procesador y almacenamiento interno.

Respecto al teclado, debo decir que las teclas son suaves, con buen recorrido y precisión. Si tienes manos grandes ten cuidado cuando presiones teclas cercanas a la pantalla, ya que podrías tocarla y activar algo en ella. El trackpad es cómodo y amplio para algunos gestos, pero no es el mejor. Además, hay que tener en cuenta que al usar el teclado como dock la estabilidad no es la más sólida, así que fíjate bien como la pones. Si con la tablet puesta sobre el teclado/dock usas las posibilidades táctiles, no toques la pantalla con demasiada fuerza, ya que podrías tirarla. Sin embargo, la ventaja de este teclado, es que la conexión es física (con un magnetismo bastante potente), así que no perderemos el tiempo tratando de vincularlo por Bluetooth.

La conectividad está garantizada con Wi-Fi 802.11 a/b/g/n/ac MIMO, Bluetooth 4.1, y sensores de luz ambiental, acelerómetro, giroscopio, y por supuesto, el USB 3.0 Type-C.

Cámara y multimedia

La Huawei Matebook no se queda atrás en los aspectos de cámara y multimedia. Tenemos una cámara delantera de 5MP con foco fijo y capaz de grabar video en FullHD. Por supuesto, tal vez este sea uno de los aspectos menos importantes en una laptop o tablet, pero su utilidad para video llamadas nos lleva a hablar de ella. En general la cámara delantera es cumplidora, con buena reproducción de colores, pero poca definición en algunos casos, útil para video llamadas, o capturas ocasionales, pero nada más.

En lo que respecta al audio, hay que reconocer que este es muy bueno en cuanto a potencia. Tenemos doble altavoz, y el sonido que arroja es bastante potente, llegando a niveles altos aunque no necesariamente con la mayor claridad y calidad. El sonido es bueno para ver videos, pero si te gusta disfrutar la música será mejor que aproveches el jack de 3.5 mm o el Bluetooth para conectar unos buenos audífonos o parlante.

Batería

Tal vez este sea uno de los puntos más débiles de la Matebook, y me sorprende viniendo de Huawei, que trabaja muy bien este aspecto en los smartphones Mate. La batería de la Matebook es de 33.7Wh([email protected]) y nos dará para unas 4 o 5 horas de uso, no más, y queda corta frente a rivales como las iPad Pro. Este es un punto débil de la Matebook, ya que al tratarse de un dispositivo portátil, una de sus mayores preocupaciones debió ser darle la autonomía suficiente para unas 8 o 9 horas.

Por suerte, la Matebook cuenta con una carga muy rápida, y además, al cargarse por USB, nos da la ventaja de poder usar una power bank para cargarla sobre la marcha, sin depender de un tomacorriente.

Accesorios

Gracias a la gente de Huawei también tuvimos dos accesorios muy importantes. El Matedock y el Matepen, que lamentablemente debe ser adquiridos aparte.

En el caso del Matedock, creo que es un complemento de muchísima importancia para ampliar las posibilidades de conectividad de la Matebook, ya que nos otorga 2 puestos USB completos, un puerto Ethernet para conexión LAN a internet, un puerto HDMI y un conector VGA, ambos para expandir las posibilidades de la pantalla con monitores o proyectores. En mi caso use el Matedock para conectar un monitor externo por HDMI y algunas memorias USB y un celular. Todo bien, impecable, rápido y fluido. Hubiera sido genial que el Matedock cuente con una ranura para tarjetas SD o micro SD, pero no lo tienes, así que en caso de necesitar leer una de estas tarjetas hay que recurrir a lectores USB.

De otro lado, el Matepen, recargable por USB, es básicamente un accesorio que será de mucha utilidad para aquellos que quieran sacar el máximo provecho a las capacidades táctiles de la pantalla. Básicamente si quieres tomar notas o si eres un artista el Matepen no te debe faltar, sino haces nada de esto, puedes vivir feliz sin él. Si bien es cierto que cuenta con la posibilidad de usarlo como control para presentaciones y puntero láser, creo que podrías gastar menos recurriendo a otras alternativas que abundan en el mercado.

Conclusión

La Huawei Matebook es uno de los dispositivos más interesantes que ha pasado por mis manos. Desde el primer momento en que la vi quede enamorado de su diseño y su pantalla, y luego de unas semanas de uso estoy más enamorado. Es cierto que no perfecta, adolece de mayor conectividad, y estaría mejor en versiones con 256 GB o 512 GB de disco duro, así como procesadores más potentes y 8GB de memoria RAM. Lamentablemente estas versiones no llegan aún al Perú.

Sin embargo, creo que es uno de los dispositivos más capaces de esa línea que existe entre las tablets y las laptops. La recomendaría mucho para el uso en el estudio y la oficina, con la posibilidad de entretenerse con algunos juegos y el consumo multimedia en su espectacular pantalla. Eso sí, lleva siempre el cargador y unos audífonos si quieres escuchar música.

Eduardo Salazar

Author

Eduardo Salazar

Estudié economía, pero soy fanático de la tecnológica. En mi tiempo libre me gusta escuchar música, mucha música.

Up Next

Deja un comentario