Reseña: Huawei Mate 9

No Comment Yet

Tengo la suerte de haber probado ya dos smartphones de gama alta de Huawei, el Mate 8 y el P9. Por eso, puede decir que he sido testigo del gran salto que ha dado Huawei en los dos últimos años, pasando de ser una empresa conocida sólo por ofrecer smartphones promedio a precios bajos, a ser una de las empresas más importantes e innovadores del mercado de smartphones, peleando de par a par el liderazgo del mismo con Samsung y Apple.

Durante las últimas semanas he tenido como smartphone personal el Huawei Mate 9, el último miembro de la familia de phablets de Huawei que llega a mostrar sus argumentos para convertirse en el rey de los smartphones de formato grande. Bienvenidos a la reseña del Huawei Mate 9.

Diseño

¿Crees en el amor a primera vista? Con el Huawei Mate 9 me pasó algo así, y es que estamos ante un terminal muy agradable a la vista. Y esto no es algo nuevo en Huawei, ya lo mismo me pasó con el Mate 8, y más todavía con el P9.

Sin embargo, el Huawei Mate 9 es un terminal que no sólo se ve bien, sino que se siente bien, con un acabado muy sólido, pero a la vez cómodo a la mano, a pesar de ser un Smartphone de grandes dimensiones.

El Huawei Mate 9 incorpora una pantalla de 5.9 pulgadas en un cuerpo de 156.9mm de alto, 78.9 mm de ancho y 7.9 mm de grosor, con un peso de 190 gramos. Si bien no es un celular muy ligero, si es muy cómodo de manejar incluso con una sola mano, gracias principalmente a que sus marcos laterales son casi inexistentes, siendo que la pantalla ocupa el 77.5% del panel frontal. Aunque Huawei se vale del viejo truco de no usar toda la pantalla para mostrar el contenido, dejando un pequeño marco negro entre la parte usable de la pantalla y el marco físico. Los marcos superior e inferior son relativamente pequeños encontrando arriba la cámara delantera, el altavoz de llamadas y el sensor de luz, mientras que en la parte de abajo sólo tenemos el logo de Huawei, y nada de botones físicos.

Si vamos hacia los bordes tenemos arriba el jack de 3.5 mm que felizmente Huawei no nos lo ha quitado. Además, en esta ocasión la firma china ha incorporado un infrarrojo que nos sirve como mando a distancia de muchos dispositivos que usan este medio de comunicación. En mi caso me fue muy bien con un par de Smart TVs y los decodificadores de mi servicio de TV de paga.

Abajo tenemos el conector USB Tipo C, decorado con un par de tornillos a los lados, y junto a dos rendijas, una de las cuáles contiene el altavoz multimedia, y la otra esconde el micrófono para las llamadas. Del lado derecho solo tenemos los botones de encendido/apagado y control de volumen, que a mi gusto deberían ubicarse un poco más abajo para facilitar el control con una sola mano, algo que ya critiqué en el Mate 8. Del otro lado, nada más que la ranura para la nano SIM y la tarjeta micro SD.

En la parte posterior tenemos básicamente el veloz lector de huellas, el flash LED de doble tono, el láser de enfoque, y la gran novedad en esta familia de smartphones, la doble cámara posterior desarrollada en conjunto con Leica.

En términos generales tenemos en el Mate 9 un smartphone con un excelente diseño, que sin llegar a ser perfecto ni innovador en el extremo, puede cumplir con muchos de los requisitos para serlo.

Pantalla

Con el Mate 9, Huawei no ha querido arriesgar por una pantalla con resolución por encima de los 1920 x 1080 pixeles. Sin embargo, creo que Huawei ha sabido manejar bien este tema, ya que la pantalla FullHD de 5.9 pulgadas que incorpora el Mate 9 no hace extrañar una mayor resolución. Es cierto, tal vez en pantallas de este tamaño se puede poner más pixeles por pulgada, pero al no estar orientado a la realidad virtual, no se hace indispensable una pantalla con mayor resolución en el Mate 9. Los 373 ppi de densidad de pixeles del Mate 9 superan ligeramente a la del Mate 8 (368 ppi), debido básicamente a que el Mate 8 tiene una pantalla de 6 pulgadas.

Así, el panel IPS LCD del Huawei Mate 9 hace un muy buen trabajo en la reproducción de colores, con resultados naturalmente vivos, tanto en los contenidos capturados con sus cámaras, como con contenidos externos.

En términos generales estamos ante una gran pantalla. Un panel con buenos colores, con un brillo adecuado para verlo incluso en los días soleados que tenemos en los últimos meses, y con un tamaño que lo hace excelente para el consumo multimedia y la lectura. Incluso si vemos las opciones que nos ofrece el software tenemos la opción para, desde la barra de notificaciones, activar el modo de “Descanso visual” que apaga un poco el brillo y le da a la pantalla una tonalidad que nos ayuda a evitar la fatiga de nuestra vista, y que deberíamos utilizar principalmente cuando estamos en una habitación oscura.

Software e Interface

Uno de los aspectos que mucho se le ha criticado a Huawei es el que se refiere al software. Y es que no muchos estaban contentos con la personalización que Huawei ofrecía en sus teléfonos. Debo mencionar por cierto que yo nunca me he encontrado en este grupo de usuarios, y que siempre se me ha hecho fácil el uso de dispositivos de Huawei sin recurrir a launchers de terceros, o al del propio Google.

En esta ocasión el Huawei Mate 9 viene de fábrica con Android 7.0 Nougat, personalizado en EMUI 5.0.

Los avances de Huawei en su capa de personalización han sido bastante interesantes. Por un lado, el software de la firma china se ha ido acercando un poco más a Android Puro, y de otro lado nos ofrece importantes opciones de personalización. Con todo esto, en el uso de Huawei Mate 9 jamás pasó por mi cabeza descargar Nova Launcher o Google Now Launcher.

Así, por ejemplo, la personalización de Huawei siempre nos quitaba el cajón de aplicaciones, y nos ponía las aplicaciones y widgets como en cualquier smartphone chino, o como en iOS. Sin embargo, Huawei no es un fabricante chino cualquiera. Así, entre otras mejoras ahora tenemos la posibilidad de cambiar la interface, dejándonos usar el cajón de aplicaciones, si así nos sentimos más cómodos.

Las opciones de personalización nos permiten agregar un botón flotante, que ofrece en un solo lugar el botón home, el botón atrás, el de multitarea, el bloqueo de la pantalla, y la liberación de memoria. Además, tenemos la posibilidad de elegir qué botones aparecen en el menú de Android, y en qué posición van. Incluso para los que tienen mano pequeña y no llegan fácilmente a desplegar la barra de notificaciones, podemos agregar un botón abajo que lo haga.

Por supuesto, tenemos la opción de cambiar temas desde aplicación que incorpora. Contamos con una aplicación de espejo, una grabadora de sonido, una de linterna, de música, de gestión de copias de seguridad, una de correo, y una de clima entre otras. Tenemos también una aplicación de gestión de teléfono que nos permite limpiar la memoria interna, la memoria RAM, buscar virus, manejar los permisos de las aplicaciones, establecer un filtro de acoso para bloquear llamadas y mensajes indeseados, bloquear aplicaciones para que solo se pueda acceder a ellas con la huella digital, y como no optimizar el teléfono. En general, creo que hay una variedad importante de software pre cargado, pero ninguno me resultó molesto, sino que por el contrario, de mucha utilidad, especialmente la app de gestión del teléfono.

Hay que destacar que también contamos con el teclado Swiftkey de fábrica, al igual que el de Google (que por cierto es mi favorito), soporte multiusuario, un modo para manejo con una mano, y como no el modo de pantalla dividida que es muy útil con esa pantalla de 5.9 pulgadas. Finalmente, otro añadido muy importante es el de las “aplicaciones gemelas”, que nos permite tener dos aplicaciones de Facebook y WhatsApp con usuario o número diferente (con dos tarjetas SIM).

Creo que EMUI ha ido evolucionando de forma muy acertada.

Rendimiento y Conectividad

La línea Mate de Huawei siempre se ha caracterizado por ser de gran rendimiento, y en el caso del Mate 9 no podía ser la excepción.

Este excelente dispositivo cuenta con un procesador de la casa, el HUAWEI Kirin 960, un octa-core que va hasta los 2.4 GHz (4 x 2.4 GHz A73+ 4 x 1.8 GHz A53), acompañado de un co-procesador i6, y una GPU Mali-G71 MP8. Así, estamos ante un procesador que supera en rendimiento y eficiencia al Mate 8 y al P9, y que está muy a la altura de lo más potente que hay en el mercado de la mano de Qualcomm o Samsung. Este hardware es complementado por 4GB de memoria RAM y 64GB de almacenamiento interno que se puede complementar con una tarjeta micro SD de hasta 256GB.

Con todo esto estamos ante un Smartphone que lo puede absolutamente todo. Desde navegar por internet, revisar y redactar documentos, hasta editar fotografías y videos con cualquier aplicación que se encuentre en la Play Store.

Otro aspecto a destacar en el rendimiento del Huawei Mate 9 es en el apartado de los juegos. Según la firma china, la nueva GPU que incorpora el Mate 9 supera a sus antecesores en 180%, sumado a esto está su compatibilidad con Vulkan, con lo cual jugar con los juegos más pesados y exigentes de Android será una experiencia verdaderamente agradable. Además, con los 64GB de memoria interna que incorpora el Mate 9 no tendrás ningún problema en descargar varios de tus juegos favoritos (por cierto, la micro SD no se puede formatear como si fuera almacenamiento interno).

Si vamos al lado de la conectividad, no nos podemos quejar de nada. En el Huawei Mate 9 tenemos 4G LTE, Wi-Fi 802.11 a/b/g/n/ac, dual-band (en las bandas de 2.4GHz y 5GHz), DLNA, WiFi Direct, hotspot, Bluetooth 4.2, NFC, y como ya les dije antes, USB Tipo C.  En cuanto a sensores, además del lector de huellas y el infrarrojo, tenemos giroscopio, compass, sensor de luz ambiental, sensor de proximidad, sensor Hall (medición de campos magnéticos), y barómetro.

Cámara y multimedia

Huawei ha mantenido su alianza con Leica, y esta ha sido una decisión muy acertada, no solo porque ese nombre vende para los conocedores, sino porque en verdad se aprecia en los resultados.

El Mate 9 cuenta con doble cámara posterior, co-desarrollada con Leica, y que es muy parecida en funciones a la del P9, de hecho las lentes de Leica son las mismas en ambos dispositivos. Así, tenemos un sensor monocromático con resolución de 20MP y una apertura focal de f/2.2. Al mismo tiempo, tenemos también un sensor de 12MP de color (RGB) con apertura también de f/2.2. Con estos sensores tenemos estabilización óptica, 2x de zoom híbrido (no totalmente óptico), y por fin grabación de video en 4K (a 30fps), algo estaba ausente en el Mate 8 y el P9.

Las fotografías que se pueden sacar con la cámara principal del Mate 9 son de hasta 20 MP, tanto de las color como las de blanco y negro, ya que la cámara siempre capta las tomas con el sensor de 20MP y las combina con la información de color del sensor RGB, de modo que los resultados son bastante buenos. Incluso tenemos un excelente modo bokeh, el cual se logra activando la opción de “apertura ampliada” (limitado a 12MP) y que nos permite modificar muchas cosas después de tomada la imagen. Por supuesto, las tomas en blanco y negro son espectaculares, como no se logran en otros dispositivos. Además, no podría faltar el Modo Belleza, el cual incluso se puede usar en los videos, para arreglar un poco esas imperfecciones que no nos gustan en los selfies.

Y precisamente hablando de selfies, tenemos una cámara delantera de 8MP, con auto focus y con apertura de f/1.9. Los resultados de esta cámara son bastante buenos, incluso con poca luz, gracias a la apertura que tiene, y que permite el paso de una mayor cantidad de luz por el sensor.

La aplicación de fotografía no ha cambiado mucho, es decir, sigue siendo igual de buena, con muchas opciones de tipo de fotografía y video que podemos capturar, como el modo HDR, panorámico, toma nocturna, pintura con luz, cámara rápida y cámara lenta, marca de agua, y escaneo de documentos. Y con una opción de modo profesional que nos deja jugar mucho con los parámetros típicos de la fotografía.

De la grabación de video, debo destacar lo bien que va la estabilización óptica. Además, en la grabación de video podemos jugar con los micrófonos, haciendo que se prefiera el micrófono más adecuado según estemos grabando con la cámara delantera o la posterior. Así, si por ejemplo estás grabando un video blog con la cámara delantera puedes hacer que se escuche mejor lo que estás hablando.

En términos generales el Huawei Mate 9 es una excelente alternativa en fotografía y video. Definitivamente está en el top 5 de mejores cámaras, así que, si buscas un smartphone muy competente para estas tareas, este debe ser una de tus principales opciones. Tal vez se podría mejorar los resultados con poca luz de la cámara principal, ya que la apertura f/2.2 de los dos sensores de la cámara principal no ayudan mucho, considerando que la competencia ya anda por aperturas de f/1.7.

GALERÍA DE IMÁGENES (CLIC PARA VER EN TAMAÑO COMPLETO)

Por el lado multimedia, destacar que los parlantes tienen un excelente sonido, muy adecuado para escuchar contenido multimedia junto a la gran pantalla que incorpora. Eso sí, se echa de menos la radio FM que si tenía el Mate 8. Siendo esta una pérdida lamentable.

Batería

Con el Mate 8 ya tuve una excelente experiencia de autonomía en un smartphone, y el Mate 9 no podía ser diferente. Los 4000 mAh de la batería del Huawei Mate 9 sirven perfectamente para todo un día de uso relativamente intenso, y hasta un día y medio de uso moderado. En promedio podemos llegar a unas 5 horas de pantalla, algo que se encuentra por encima del promedio de smartphones de gama alta, aunque no supera en autonomía al Moto Z Play, por ejemplo.

Esta excelente autonomía del Huawei Mate 9 se complementa con una extraordinaria carga rápida, algo en lo que sí creo que Huawei se ha puesto por encima de otros fabricantes. Así, en aproximadamente 25 minutos podemos llegar a cargar la batería hasta el 60%. Por supuesto, esto se debe a que la gestión que hace de la energía en la carga es muy intensa en los primeros minutos, siendo que luego se va haciendo más lenta, de modo tal que toda la batería se cargará recién en unos 80 – 90 minutos.

Por supuesto, tenemos modos de ahorro de energía que nos permiten mantener vivo al Mate 9 con muy poca energía.

Conclusiones

La evolución de la línea Mate en los últimos 2 años ha sido excelente. Considero que la incorporación de la cámara co-creada con Leica mejora mucho de las capacidades de captura de imágenes que vimos en el Mate 8, aunque todavía le falta un poco más para convertirse en el rey en este apartado.

En lo que sí se consagra el Huawei Mate 9 es en el apartado de la autonomía, situándose muy cerca del Moto Z Play en duración de la batería, y muy por encima del resto en lo que se refiere a la carga rápida.

Sin duda el Mate 9 es un smartphones muy completo, con excelentes prestaciones en todos los apartados, y que sin duda debe ayudar a Huawei en su ascenso a lo más alto del mundo de los smartphones.

Eduardo Salazar

Author

Eduardo Salazar

Estudié economía, pero soy fanático de la tecnológica. En mi tiempo libre me gusta escuchar música, mucha música.

Up Next

Deja un comentario