Reseña del ZTE Blade A602 (Review en español)

No Comment Yet

No todos podemos gastarnos varios cientos de soles en un smartphone, y tal vez no lo necesitamos, o la persona a que se lo vamos a dar no necesita algo con las mayores especificaciones. En determinadas circunstancias sólo nos bastará con tener un smartphone que nos permita hacer lo básico, llamar, mandar mensajes, acceder a nuestras rede sociales, jugar juegos sencillos, y una cámara que sin ser la mejor nos permita capturar nuestros recuerdos.

Estos días he tenido a prueba el ZTE Blade A602, un smartphone Android con características contenidas, que precisamente busca ocupar un lugar entre aquellas personas que con un presupuesto limitado deben cubrir de forma adecuada sus necesidades de comunicación y entretenimiento. ¿Lo logrará? Vamos a verlo

Diseño

El ZTE Blade A602 no es un terminal de acabados premium, no encontramos en él metal ni cristal en la parte posterior, como en los gama alta más famosos. Sin embargo, el plástico en el que está construido se siente bastante bien, y se va bastante bien también.

Sus dimensiones son de 153.3 mm de alto, 77 mm de ancho y 8.6 mm de grosor, con un peso total de 168 gramos. Sin duda no es terminal pequeño ni delgado, pero resulta muy manejable con una sola mano.

En el panel frontal tenemos la pantalla de 5.5 pulgadas de diagonal, arriba el altavoz para llamadas y la cámara delantera, y debajo de esta los botones de Android. En los laterales básicamente nos encontramos a la derecha los botones de volumen y bloqueo/desbloqueo. En el marco superior tenemos el Jack de 3.5mm para la salida de audio, y en el marco inferior el conector para carga y transferencia de datos micro USB así como el micrófono.

En la parte posterior destacar que, si bien tenemos una cubierta de plástico, esta tiene un acabado similar al metal con un cepillado bastante atractivo, la cual es removible, aunque sólo para poner o quitar la microSD y la nano SIM ya que la batería no es removible.

Pantalla

El ZTE Blade A602 incorpora una pantalla IPS de 5.5 pulgadas con resolución HD, a 1280 x 720 pixeles, lo cual nos da una densidad de 267 ppi. Para tratarse de un terminal de gama media considero que la pantalla tiene un comportamiento acorde con ello. Estamos hablando de un panel que muestra bastante bien los colores del contenido multimedia, como YouTube, Netflix o Instagram, aunque si  eres de los más exigentes demandarás más pixeles en su pantalla de 5.5 pulgadas, lo cual a mi criterio se compensa con la buena reproducción de colores.

En interiores la pantalla se ve muy bien, y no tendrás mayores problemas con el brillo automático. Probablemente su mayor problema sea en exteriores, sobre todo en épocas donde el sol es fuerte, ya que tendrás que hacer un poco de esfuerzo para apreciar el contenido. Sin embargo, debo reconocer que con el ZTE Blade A602 se nota el avance en las pantallas de los gama media, ya que hace algunos años era imposible ver la pantalla de un smartphone económico en la calle.

Software e interface

Android 6.0 Marshmallow es la versión de sistema operativo que encontramos en el ZTE Blade A602, y por suerte es una capa muy limpia, lo cual está bastante bien para este tipo de terminales. Es cierto, no es Android puro, pero creo que la personalización de ZTE es adecuada dentro de todo, ya que no es excesiva como en otras marcas o terminales. Como característica base de los dispositivos de ZTE está el hecho de no contar con cajón de aplicaciones, algo a lo que a mi parecer es muy fácil de acostumbrarse, en todo caso, podrás descargar un launcher como Nova.

Respecto a las aplicaciones pre instaladas que vienen de fábrica son pocas, y aunque en algunos casos se duplican con el paquete de aplicaciones de Google, creo que no hay un exceso de aplicaciones por defecto que nos resten espacio, o en todo caso podemos eliminar algunas.

En cuanto a las opciones de personalización, no son muchas, pero son interesantes. Por ejemplo, podemos cambiar los fondos de pantalla obviamente, pero también podemos cambiar la paleta de colores de los iconos de las apps por defecto de ZTE, y elegir la animación en el cambio entre pantallas del home.

Rendimiento y conectividad

EL ZTE Blade A602, cuenta con un hardware que no pretende mucho pero que logra resultados adecuados en algunos aspectos y no tan adecuados en otros.

Recordemos que cuenta con un procesador Mediatek MT6737, Quad-core 1.25 GHz Cortex-A53, con memoria RAM de 1GB, y memoria interna de 16GB ampliable con tarjetas microSD. Con este hardware la principal limitación está en la memoria RAM. Normalmente el dispositivo no sufre de falta de potencia, en relación a la gama media y baja (ojo), pero la multitarea se le complica con aplicaciones tragonas de memoria RAM, como Facebook o algunos juegos. Así, con 1GB de memoria RAM, y aunque tengamos pocas aplicaciones abiertas, varias aplicaciones no son capaces de mantenerse donde se quedaron cuando salimos de ellas, para lo cual se usa la memoria RAM, y cuando vuelvas se volverán a cargar.

Respecto a la conectividad, tenemos 4G LTE compatible con múltiples bandas (B2//B4/B7/B28), Bluetooth 4.1 con A2DP, Wi-Fi 802.11 b/g/n, WiFi hotspot, A-GPS, y los sensores más importantes, como Acelerómetro, Lector huella digital, Sensor de luz y Sensor de proximidad. Así, salvo por el NFC, el ZTE Blade A602, está muy bien equipado. Por cierto, el lector de huellas nos sirve también para hacer algunos gestos, como desplegar la barra de notificaciones.

Cámaras y multimedia

El combo del cámara del ZTE Blade A602 consta de una cámara delantera de 8MP, y una cámara principal de 13MP con flash LED. Así, en el papel las cámaras cuentan con una cantidad bastante buena de pixeles. En la práctica, tenemos un terminal que con buenas condiciones de luz logra resultados bastante decentes, aunque creo que los colores son algo opacos, algo que tal vez se pueda arreglar con una actualización de software. Con condiciones de poca luz, las imágenes capturadas muestran algo de ruido, lo cual es común en teléfonos de gama media baja.

La aplicación de cámara nos deja jugar un poco con los parámetros como la exposición, el balance de blancos y el ISO. También podremos elegir algunos efectos y tenemos la opción de la toma de fotos identificando la sonrisa o un gesto con los dedos en forma de V, lo cual funciona muy bien.

En el apartado del video, creo que faltó aprovechar un poco más los sensores de las cámaras, ya que la calidad máxima es HD (720p) la cual se elige con la opción de calidad Muy Alta, en tanto que la calidad Alta es solo VGA (640 x 480 pixeles). Sin embargo, debo reconocer que pese a la baja cantidad de pixeles no se ven mal, aunque claro que pudo ser mucho mejor.

Aquí pueden ver algunos resultados (clic para agrandar):

Por el apartado multimedia, destacar que el sonido es bastante bueno, y suena fuerte el parlante. Tal vez a algunos les preocupe que el parlante esté en la parte de atrás, pero su sonido es fuerte, así que lo podrás oír bien. Además, junto al parlante hay un par de pequeños puntos que sobre salen del cuerpo, para evitar que el parlante se tape completamente si lo ponemos sobre alguna superficie. Algo muy importante es que contamos con radio FM.

Batería

En el apartado de la autonomía, destacar que tenemos una batería de 3000 mAh, la cual nos puede dar hasta 12 horas de uso continuo con un uso regular, y unas 3 horas y media de pantalla encendida. Además, cuenta con OTG de tecnología de carga reversa, a través del cual podremos transferir energía del smartphone a otros dispositivos, por supuesto lo recomendable es hacerlo con un dispositivo de batería pequeña, como un smartwatch o una Smartband, ya que tampoco se trata de cargar otro dispositivo dejando vacía la batería de nuestro smartphone.

Tal vez un punto no muy bueno es el referente al tiempo de carga de la batería. Y es que si bien tenemos una capacidad de almacenamiento importante (3000 mAh), este dispositivo no cuenta con carga rápida, con lo cual cargar la batería desde niveles muy bajos es una tarea que requiere paciencia, ya que hablamos de un tiempo de carga de entre 2 y 3 horas. La recomendación es no dejar que la batería se descargue mucho para conectarlo a una fuente de energía.

Conclusión

En resumen, el ZTE Blade A602 es un terminal bastante adecuado para ser de gama media. Pedirle lo mismo que a terminales que cuestan 3 o 4 veces es imposible, pero es un muy buen terminal para alguien que no cuenta con mucho presupuesto, el primer smartphone del pequeño de la casa, o para los abuelos o tíos de la casa. Tiene puntos buenos y puntos malos, ninguno excepcional, pero tampoco ninguno totalmente decepcionante.

Eduardo Salazar

Author

Eduardo Salazar

Estudié economía, pero soy fanático de la tecnológica. En mi tiempo libre me gusta escuchar música, mucha música.

Up Next

Deja un comentario