Europa: Google recibe multa record por abuso de posición de dominio en el mercado de búsquedas por internet

No Comment Yet

Hoy sin duda es un día que quedará en la historia para Google. La compañía norteamericana ha sido multada en Europa con 2.42 mil millones de euros por infringir la legislación antitrust de la Unión Europea (UE), una multa record en la historia de los casos de libre competencia en Europa. De acuerdo con un extenso comunicado de la Comisión Europea (CE), “Google ha abusado de su posición dominante en el mercado en cuando motor de búsqueda ofreciendo una ventaja ilegal a otro producto de Google, su servicio de compras comparativas.”

Además de la multa, la CE ha ordenado a la empresa “poner ahora un término a su forma de proceder en el plazo de noventa días o enfrentarse al pago de una multa que puede llegar hasta el 5% de la cifra de negocios media diario de Alphabet, la sociedad matriz de Google, a nivel mundial.”

La comisaria Margrethe Vestager, a cargo de la política de competencia, ha afirmado lo siguiente: “Google nos ha traído numerosos productos y servicios innovadores que han supuesto un gran cambio en nuestras vidas y eso es algo positivo. Pero la estrategia de Google para su servicio de compras comparativas no se limita a atraer clientes ofreciendo un producto que sea mejor que los de sus rivales, sino que Google ha abusado de su posición dominante como motor de búsqueda situando en mejor lugar su propio servicio de compras comparativas dentro de sus resultados de búsqueda y colocando en peor situación los de sus competidores. Lo que Google ha hecho es ilegal según la legislación antitrust de la UE, pues ha denegado a otras empresas la posibilidad de innovar y de competir según sus méritos. Y lo que es más importante, ha denegado a los consumidores europeos una auténtica oferta de servicios y todas las ventajas de la innovación”. agregó Vestager.

De acuerdo con la CE, la estrategia de Google para impulsar su servicio de compras comparativas se basaba “en la posición dominante de Google en las búsquedas de carácter general en internet, y no en la competencia según los méritos en los mercados de las compras comparativas”:

  • Google coloca sistemáticamente en un lugar destacado su propio servicio de compras comparativas: cuando un consumidor hace una consulta en el motor de búsqueda de Google sobre la cual el servicio de compras comparativas de Google desea mostrar resultados, estos aparecen en la parte superior de la lista de resultados de búsqueda, o cerca de ella.
  • Google coloca en peor lugar los servicios de compras comparativas rivales en los resultados de búsqueda que ofrece: los servicios de compras comparativas rivales aparecen en la lista de resultados de búsqueda de Google según los algoritmos de búsqueda genérica de esta compañía. Google incluye diversos criterios en estos algoritmos, con el resultado de que los servicios de compras comparativas rivales aparecen en peor posición. Puede comprobarse que, incluso el servicio rival mejor situado, aparece por término medio solo en la cuarta página de resultados de búsqueda de Google, y otros figuran incluso más abajo. El propio servicio de compras comparativas de Google no está sometido a los algoritmos de búsqueda genérica de aquel, incluida la colocación en posiciones menos favorables.

Con ello, según en análisis de la CE, el servicio de compras comparativas de Google les aparece a los consumidores de forma mucho más visible en los resultados de las búsquedas, mientras que la visibilidad de los servicios rivales es mucho menor, dando a su servicio una ventaja considerable en comparación con sus rivales.

El anuncio de la CE señala que Google ha implantado esta práctica en todos los países del Espacio Económico Europeo (EEE) donde utiliza este producto de compras comparativas, comenzando en enero de 2008 en Alemania y el Reino Unido. Posteriormente hizo extensiva esta práctica a Francia en octubre de 2010, a Italia, Países Bajos y España en mayo de 2011, a Chequia en febrero de 2013 y a Austria, Bélgica, Dinamarca, Noruega, Polonia y Suecia en noviembre de 2013.

Por supuesto, al tratarse de una conducta de abuso de posición de dominio, ha sido necesario que la CE considere los efectos perjudiciales de la conducta. Al respecto, según la CE, estos efectos negativos son los siguientes:

  • Desde el comienzo de cada situación de abuso, el servicio de compras comparativas de Google ha aumentado su tráfico cuarenta y cinco veces en el Reino Unido, treinta y cinco veces en Alemania, diecinueve veces en Francia, veintinueve veces en los Países Bajos, diecisiete veces en España y catorce veces en Italia.
  • Por otro lado, a raíz de la posición desfavorable aplicada por Google en sus resultados, el tráfico de los servicios de compras comparativas rivales ha disminuido considerablemente. A modo de ejemplo, la Comisión ha encontrado pruebas concretas de descensos repentinos del tráfico en determinados sitios web rivales, que van del 85 % en el Reino Unido, hasta el 92 % en Alemania y el 80 % en Francia. Además, estos descensos repentinos no pueden explicarse por otros factores. Algunos competidores han efectuado adaptaciones y logrado recuperar una parte del tráfico, pero nunca totalmente.

Así, la conclusión de la CE, es que “las prácticas de Google han inhibido la competencia basada en los méritos en los mercados de compras comparativas, lo que ha privado a los consumidores europeos de una verdadera oferta y de la innovación.”

Podrían venir cosas peores

Sin duda se trata de un golpe muy duro contra Google, pero podría no ser el único que enfrente en Europa. El propio comunicado de la CE nos hace recordar que  ya ha llegado a la conclusión preliminar de que Google ha abusado de posición dominante en otros dos casos, que se están investigando:

1)   el sistema operativo Android, que preocupa a la Comisión por considerar que Google ha restringido las ofertas y la innovación en diversas aplicaciones y servicios móviles mediante la aplicación de una estrategia global en los dispositivos móviles para proteger y ampliar su posición dominante en las búsquedas de internet de carácter general; y

2)   AdSense; en este caso, la Comisión teme que Google haya reducido la oferta impidiendo que los sitios web de terceros obtengan anuncios de búsqueda de los competidores de Google.

La respuesta de Google

Por supuesto, Google no ha tardado en responder a través de su blog para Europa. “Creemos que la decisión de la Comisión Europea de compras en línea subestima el valor de ese tipo de conexiones rápidas y fáciles. Si bien algunos sitios de comparación de compras naturalmente quieren que Google les muestre más prominente, nuestros datos muestran que la gente suele preferir vínculos que los llevan directamente a los productos que quieren, no a los sitios web donde tienen que repetir sus búsquedas.” señala Kent Walker, 

Finalmente, desde Google señala que no están de acuerdo con las conclusiones anunciadas hoy por la CE. Asimismo, señalan que vienen revisando la decisión de la Comisión, ya que apelarán la misma ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

Eduardo Salazar

Author

Eduardo Salazar

Estudié economía, pero soy fanático de la tecnológica. En mi tiempo libre me gusta escuchar música, mucha música.

Up Next

Deja un comentario