Reseña del Huawei P10

No Comment Yet

Huawei no pierde el paso. En los últimos años la firma china se ha venido mostrando como una de las mejores alternativas para la gama alta. Por mi parte he tenido la suerte de probar sus últimos buques insignia. Por mis manos ya han pasado el Mate 8, el P9, y el Mate 9, y ahora me ha tocado echarle mano al P10, el último busque insignia de Huawei que no me queda dudas termina de poner a la firma china en lo más alto del mercado de smartphones.

Diseño

Hablar de un extraordinario diseño no es sorpresa en el caso de Huawei. Si bien es cierto el diseño del Huawei P10 es muy parecido al del P9, encontramos algunos matices que, a mi parecer, mejoran la experiencia de uso del dispositivo.

Para empezar, la pantalla del P10 es de 5.15 pulgadas, y el tamaño del dispositivo es de 145.3 mm de alto, 69.3 mm de ancho y 7.1 mm de grosor, con un peso de 145 gramos. Si lo comparamos con el P9, vemos que es un poco más grande debido a que ahora el sensor de huellas dactilares se encuentra en el panel frontal. Asimismo, vemos que el P10 es ligeramente más grueso que el P9, lo se debe al incremento en la batería, que pasó de 3000 mAh a 3200 mAh.

La construcción del Huawei P10 no escatima en materiales premium. El cuerpo está construido en metal con una excelente sensación a la mano, gracias a su acabado con corte de “hiperdiamante”, que además mejora el brillo del dispositivo. Precisamente, en el panel posterior encontramos además del logo de Huawei, la doble cámara principal, firmada por Leica.

En el panel frontal tenemos la pantalla que cuenta con un cristal con una excelente curvatura 2.5D, la cual se extiende casi hasta los bordes. Sin embargo, hay que tener en cuenta que no toda la pantalla es visible, ya que Huawei ha recurrido al viejo truco de tener unos márgenes de color negro alrededor, aunque la verdad que son mucho más delgados que en otros smartphones que hacen lo mismo.

Si hablamos de los marcos, en el derecho tenemos los botones de volumen y boqueo/desbloqueo, el cual destaca por su textura y porque tiene una línea de color rojo que lo destaca, a la izquierda tenemos sólo la bandeja para la SIM y la microSD, arriba un micrófono secundario, y abajo tenemos el conector USB Tipo C, el Jack de 3.5mm y el parlante multimedia.

Sin duda el diseño “continuista” del Huawei P10 es un acierto, con mejoras como el traslado del lector de huellas hasta la parte delantera, que me parece más cómodo que en la parte posterior, aunque no se siga la tendencia a que todo el panel frontal sea pantalla. Y con la única queja de que prefiero el jack de 3.5mm en el marco superior, aunque bueno, tal vez sea mejor que esté abajo a que no esté.

Pantalla

Como ya había dicho, la pantalla del Huawei P10 es de 5.15 pulgadas, y se trata de un panel IPS LCD con resolución de 1080p. Aquí Huawei tampoco ha arriesgado en un cambio, y se mantiene con la misma tecnología y resolución que en el P9, sin embargo, el cambio tampoco es necesario si las cosas van bien. Y a mi parecer las cosas van bien con lo hecho por Huawei respecto a la pantalla de sus últimos dispositivos.

La resolución de 1080p va muy bien en una pantalla de 5.15 pulgadas, y la calidad de la que está dotada es excelente, incluso con colores muy vivos, tal vez no a niveles de un panel AMOLED, pero acercándose mucho. Los niveles de brillo también son muy adecuados, el nivel de brillo máximo nos permite ver el contenido de la pantalla a plena luz del sol, y el brillo mínimo es lo suficientemente bajo como para mirar la pantalla en oscuridad total sin afectar nuestra vista. Además, el ajuste de brillo automático se regula muy bien.

Con todos estos atributos hay que destacar que el consumo de contenido multimedia es muy agradable en el Huawei P10. Si bien no tenemos tecnologías como el HDR o Dolby Vision, en este dispositivo podremos ver de forma placentera tanto el contenido capturado con las cámaras del smartphone, como el contenido de aplicaciones como YouTube, Netflix o Instagram.

No me atrevería a decir que estamos ante la mejor pantalla del mercado, pero den definitiva está entre las mejores.

Software e interface

En el apartado del software tenemos novedades respecto a lo que vimos en el Mate 9. Si bien tenemos Android 7.0 Nougat como software base, sobre ella tenemos EMUI 5.1, la cual mejora lo visto en el Mate 9.

En el Huawei P10 vemos una mejora en los algoritmos de aprendizaje del sistema operativo, lo que hará que ciertas acciones sean mejor realizadas a partir del reconocimiento de nuestras costumbres. Y precisamente hablando de costumbres, destacar que podemos elegir si queremos un cajón de aplicaciones o no, de modo que podamos adecuar el teléfono a nuestro uso, y no adecuar nuestro uso al teléfono.

Lo destacable de Huawei es que ha ido mejorando su capa de personalización haciéndola cada vez más limpia y fluida, acercándola a Android Puro, aunque con sus matices claro. En EMUI 5.1 encontramos algunas aplicaciones propias de Huawei, como son HiCare o HiGame, que nos ayudan a la gestión de actividad física y a la gestión de los juegos que podemos instalar en el dispositivo, tenemos también la posibilidad de cambiar temas, y algo muy importante para muchos, tenemos la posibilidad de usar las apps gemelas para Facebook y WhatsApp, con lo cual tendremos dos cuentas distintas de cada una en un mismo dispositivo. Por supuesto, tal como lo vienen haciendo varios fabricantes, contamos con un Gestor del Teléfono, que nos permite limpiar la memoria caché, establecer filtros de acoso, buscar virus, gestionar los permisos de las aplicaciones, y establecer bloqueo para ciertas aplicaciones (por ejemplo, el WhatsApp), entre otras cosas. Algo muy útil.

Para no perder la costumbre, Huawei nos da también la opción de realizar algunas acciones con los nudillos de los dedos, como capturar la pantalla. Además, es importante señalar que el lector de huellas, además de ser el más rápido que he probado hasta ahora, también se puede utilizar para realizar gestos que nos permitan prescindir de los botones de Android en pantalla.

Sin duda es un gusto ver como la capa de personalización de Huawei va alcanzado una madurez. En el Huawei P10 va muy bien, salvo algo de bloatware no hay mucho de lo que quejarse.

Rendimiento y conectividad

El Huawei P10 cuenta con un procesador HiSilicon Kirin 960 de ocho núcleos de hasta 2.36 GHz (4 x Cortex A-73 2,36 GHz, 4 x Cortex A-53 a 1,84 GHz), acompañado de una GPU Mali G-71, 4GB de memoria RAM DDR4, y 64GB de memoria interna ampliable con memorias micro SD de hasta 256GB. Sin duda estamos ante un hardware de primera, con un procesador construido con tecnología de 16 nanómetros que le da una potencia impresionante.

El Huawei P10 es potencia pura, sin problemas para correr cualquier aplicación, incluso los juegos más potentes podrán ser disfrutados con toda normalidad y sin preocupaciones ni lag. Y es que la GPU que incorpora el P10 es también muy potente, y nos deja hacer de todo.

Otro aspecto a destacar es el del almacenamiento. Como había mencionado, tenemos 64GB de memoria interna y con ello me ha bastado para instalar las muchas aplicaciones que uso, incluyendo algunos juegos bastante pesados, y la gran cantidad de fotos y videos que pude sacar para esta reseña y el día a día.

Por el lado de la conectividad, destacar que tenemos 4G LTE Cat 12 (600/100 Mbps), Bluetooth 4.2, NFC y Wi-Fi 802.11 ac. Además, cuenta con la tecnología Wi-Fi+ 2.0, que permite que el smartphone se conecte de forma automática a las redes con mejor cobertura.

Cámaras y multimedia

Llegamos al apartado de la cámara, donde Huawei ha renovado su alianza con Leica, de forma muy acertada, por cierto.

En la parte posterior repetimos la doble cámara equipada con un sensor a color RGB y otro monocromo que solo capta imágenes en blanco y negro. El sensor de color es de 12 MP y cuenta con estabilización óptica (OIS) en tanto que el sensor monocromo es de 20MP y no cuenta con estabilización óptica, aunque ambos tienen apertura focal de f/2.2. Esta óptica es acompañada de un flash de doble tono, así como de distintos tipos de enfoque automático, como son PDAF, CAF, Láser y Autoenfoque de profundidad. Además, con la cámara principal podemos grabar video en 4K a 30fps y a 1080p a 60fps, aunque sin estabilización óptica, aunque sí la tenemos si grabamos en 1080p a 30fps, lo cual está bastante bien y lo podemos aprovechar de cierta forma gracias a los 64GB de memoria interna.

Por supuesto, el software también juega un papel importante en el apartado fotográfico del P10. No solo tenemos la posibilidad de aplicar un zoom híbrido (no óptico) de 2X, sino que también podremos jugar con la apertura del sensor de forma sencilla, lo cual nos permite hacer espectaculares fotos en modo retrato, tanto a color como en blanco y negro, con un impresionante efecto bokeh que queda bastante bien, aunque sin llegar a ser perfecto. Además, hay que destacar que las fotos en monocromático quedan realmente espectaculares, especialmente las de modo retrato.

En general los resultados con la cámara principal del Huawei P10 son excelentes, tal vez sin llegar a ser perfectos por un poco de sobre exposición en determinados momentos, y con cierta falta de detalle en las tomas nocturnas, algo que suele suceder con todos los smartphones, pero que tal vez se pudo mejorar con una apertura mayor, considerando que sus principales rivales llegan a aperturas focales de f/1.7. La velocidad de captura es algo que también se pudo mejorar, especialmente en las tomas con poca luz, en las que incluso la aplicación de cámara nos pide que no movamos el celular luego de hacer la foto para poder capturar más información de la escena. Es cierto que el modo nocturno ayuda mucho, pero para lograr los mejores resultados es necesario mantenerse sin mover la cámara.

La cámara delantera es de 8MP, hace un muy buen trabajo considerando que cuenta con auto enfoque y apertura focal de f/1.9. De esta cámara destaca el hecho de contar con selfie adaptativo, lo cual permite que el ángulo de la cámara se adecue para que la foto salga bien ya sea que sea un selfie individual o un selfie grupal. Además, también podemos usar la cámara delantera para hacer fotos en modo retrato, aunque el resultado es mejor usando la cámara posterior.

Finalmente, de la aplicación de cámara del Huawei P10 hay que destacar que cuenta con ciertos efectos de colores para las imágenes, asimismo, para la cámara principal tenemos modos como HDR, Pintura con Luz, y cámara lenta. Para ambas cámaras tenemos efectos panorámicos y cámara rápida, así como nota de audio y la posibilidad de poner una marca de agua. El modo profesional es bastante bueno, y aunque sólo se puede usar con la cámara principal, nos permite controlar casi todos los parámetros para la fotografía, y algunos también para el video. Por supuesto, es infaltable el modo belleza.

Aquí pueden ver algunos resultados de las cámaras del Huawei P10:

Pasando al apartado multimedia, hay que lamentar la falta de radio FM, pero a la vez destacar que el sonido es muy bueno. Realmente me ha sorprendido la calidad y el volumen del altavoz multimedia integrado en el P10, el sonido es muy rico y con una potencia adecuada para disfrutar de videos o música sin obligarnos a usar un parlante externo. Además, el sonido con auriculares es también bastante bueno. Creo que el en apartado del audio Huawei ha dado pasos muy importantes.

Batería

La autonomía del Huawei P10 supone una importante mejora respecto a su antecesor. Tenemos una batería de 3200 mAh la cual ofrece un rendimiento formidable, que además se acompaña de carga super rápida.

Con una carga completa y un uso intensivo, podemos llegar al día de uso casi sin problemas, con un uso efectivo de casi 9 horas activo. Por supuesto, si eres un usuario menos intensivo, podrás llegar incluso al día y medio de uso. Si hablamos de tiempo de pantalla, tenemos un promedio de 4 horas, con máximos que se acercan a casi las 5 horas.

La carga rápida es extraordinaria también, ya que podemos cargar la batería al 50% en aproximadamente media hora, y toda por completo en menos de una hora y media.

Conclusión

El P10 muestra la madurez de Huawei. Tenemos un dispositivo que sin duda demuestra que la Huawei nos quiere entregar cara vez mejores dispositivos, y que si bien no alcanza la perfección va mostrando mejores importantes, no solo en apartados superficiales como el diseño, sino aspectos más profundos e importantes, como una potencia a prueba de todo, una capa de software cada vez más fluida y bonita, una cámara con funciones y resultados destacables, un sonido muy atractivo, y una batería que sin ser sobresaliente nos deja usar el dispositivo por mucho tiempo.

Si estás buscando un smartphone que te ofrezca una excelente experiencia en todos estos aspectos, el Huawei P10 debe ser una de tus mejores opciones a considerar.

Eduardo Salazar

Author

Eduardo Salazar

Estudié economía, pero soy fanático de la tecnológica. En mi tiempo libre me gusta escuchar música, mucha música.

Up Next

Deja un comentario