Review en español del Moto Z2 Play

No Comment Yet

El año pasado a Motorola no le fue mal con su apuesta por los teléfonos modulares. Probablemente, de todos los intentos por hacer smartphones de este tipo, la idea de Moto fue la que mejor llegó a los usuarios, y por eso se ha mantenido.

Este año, Moto decidió seguir apostando por su línea modular. Uno de los miembros de esta familia es el Moto Z2 Play, que llega con la difícil tarea de superar lo logrado el año pasado. ¿Podrá?

Diseño

En rasgos generales el Moto Z2 Play repite mucho del diseño del Moto Z Play original, con cambios que a mi parecer le otorgan un mejor look y agarre.

Repetimos la pantalla de 5.5 pulgadas, pero con unas medidas ligeramente optimizadas. El Moto Z2 Play tienes 156.2 mm de alto, 76.2 mm de ancho, y 6 mm de grosor, en tanto que en la versión original tenía unas dimensiones de 156.4 x 76.4 x 7 mm. Su peso se reduce de los 165 gramos a los 145 gramos. Es decir, el Moto Z2 Play es 1 mm más delgado y 20 gramos más ligero que el Moto Z Play, y en esto realmente se siente la mejora.

Sin embargo, el cambio más importante en el diseño se da en el acabado del panel posterior, el cual cambia de cristal a aluminio. Esto en mi experiencia le da un mejor agarre, un look más sobrio, y no preocupa tanto que se caiga o raye. Me gusta mucho más como se ve por detrás el Moto Z2 Play que el Moto Z Play original. Por cierto, atrás tenemos también el conector para los Moto Mods, recordando que es compatible con los Mods que salieron el año pasado, y que los nuevos Mods que han salido este año son compatibles con el Moto Z Play original.

Otro cambio positivo para mi es la estilización del lector de huellas que se encuentra en la parte delantera. Y es que el lector de huellas casi cuadrado del Moto Z Play original le quitaba atractivo al diseño. Ahora en cambio tenemos un lector de huellas más armonioso con el diseño, y que en mi experiencia funciona muy bien, muy rápido y confiable.

Sin embargo, no todo es perfecto. Dos cosas que no me gustan mucho son la forma en la que la cámara posterior sobresale del cuerpo del dispositivo. Si bien no he tenido el problema que se raye la cámara, creo que estaría mejor si no sobresaliera tanto. Además, me hubiera gustado que los marcos laterales de la pantalla sigan la tendencia del mercado, y sean más reducidos.

Por lo demás, mencionar que el Jack de 3.5 mm para la salida de audio está en la parte inferior, junto al conector USB Tipo C, y que la bandeja para la microSD y el nano SIM se encuentra en la parte superior. Además, en el lado derecho tenemos los botones de volumen y bloqueo/desbloqueo, estando este último destacado por una textura que lo diferencia de los demás, aunque estos botones debieron estar un poco más abajo, un error igual al del año pasado.

Pantalla

Donde no encontramos mayor evolución es en la pantalla. El Moto Z2 Play mantiene las mismas dimensiones y la misma resolución que su predecesor. Hablamos de un panel de 5.5 pulgadas con resolución FullHD, es decir, tenemos 1920 x 1080 pixeles, lo que da una densidad de 401 ppi. El panel QHD queda para el Moto Z2 Force, que probablemente no llegue a nuestro país. Por cierto, si bien de fábrica tenemos los botones de Android en pantalla, de modo que perdemos un poco de esas 5.5 pulgadas, podemos configurarlo para quitar esos botones de la pantalla, haciendo que sea útil al 100% y convirtiendo el sensor en una botonera de Android a través de gestos.

Por cierto, el panel es de tecnología AMOLED y está protegido con Corning Gorilla Glass 3. Este panel destaca por su ahorro energético, y por sus excelentes colores y nivel del brillo. Así, en mi experiencia he podido apreciar claramente el contenido de la pantalla en cualquier condición de luz. Además, los colores son más vibrantes que en el Moto Z Play original, aunque claro, esta opinión puede variar dependiendo de qué tan saturados te gustan los colores. Incluso por software podemos elegir entre dos configuraciones, a través del “Modo Color”, optando por el modo “Estándar” y el modo “Brillante”, que es más saturado.

En resumen, debo concluir que el consumo de material multimedia en esta pantalla es placentero. De seguro no es la mejor pantalla del mercado, pero está muy a la altura de una marca como Moto que siempre ha hecho muy buenos dispositivos. Además, al ser un panel AMOLED se aprovecha muy bien esta tecnología con la función “Pantalla Moto”, la cual nos permite ver la hora, la fecha, y las notificaciones con la pantalla apagada.

 

Software e interface

En este apartado no hay mucho que decir. Ya sabemos que desde hace unos años Motorola tomó la mejor decisión respecto al software de sus smartphones, adoptar Android puro. En esta ocasión tenemos un Android 7.1.1 Nougat casi inmaculado, lo cual sin duda hace del Moto Z2 Play un teléfono muy ligero y que nos permite disfrutar de la más pura esencia de Android.

Básicamente la mano del fabricante se nota en la aplicación “Moto”, que nos permite configurar algunos aspectos del dispositivo. Así, podemos disminuir el tamaño de la pantalla deslizando hacia arriba desde la parte baja, activar la cámara desde la pantalla bloqueada con solo girar dos veces la muñeca con el celular en la mano, entre otras cosas. Tenemos también la posibilidad de activar los controles por voz y activar las notificaciones con la pantalla bloqueada diseñada por Moto.

Personalmente soy fanático de Android puro, y el hecho de que Moto haya dejado el Android puro añadiendo solo funciones muy específicas y útiles a través de su aplicación Moto, sin llenarnos de apps inútiles, convierten al Moto Z Play en uno de los mejores smartphones en este apartado.

Rendimiento y conectividad

En el Moto Z2 Play no vamos a encontrar el procesador más rápido del momento, pero vamos a encontrar un muy buen rendimiento. Tenemos un procesador Qualcomm Snapdragon 626, un octa core que va hasta los 2.2 GHz, y que está acompañado de una GPU Adreno 506. Además, tenemos la versión más poderosa del Moto Z2 Play aquí en el Perú, ya que contamos con 4GB de memoria RAM y 64GB de almacenamiento interno, ampliable con microSD. Este combo de memoria es realmente estupendo, y es de agradecer, ya que tenemos 1GB de memoria RAM más que el año pasado, y la memoria interna se duplica, con lo cual casi cualquier persona tendrá suficiente para almacenar sus fotos, videos, y aplicaciones por mucho tiempo sin preocuparse.

El desempeño general del dispositivo es fluido. El Moto Z2 Play mueve con total soltura todo tipo de aplicaciones y procesos, el GB de memoria RAM adicional se nota, y sin duda hace que disfrutemos el uso del smartphone sin estresarnos porque se pone lento.

Incluso los juegos de alta demanda gráfica como Modern Combat 5, a 60fps, se mueven con total fluidez, y con un calentamiento del dispositivo apenas perceptible cerca de la cámara principal.

Por el lado de la conectividad, destacar la presencia de 4G LTE, Wi-Fi 802.11 a/b/g/n, NFC, Bluetooth 4.2, GPS y GLONASS. Además, por el lado de los sensores, tenemos los básicos acelerómetro, magnetoscopio, proximidad, luz y giroscopio. La transferencia de datos se logra a través de USB 3.1 mediante USB Tipo C, que es compatible con USB OTG.

Cámaras y multimedia

La cámara principal del Moto Z2 Play es de 12 MP, lo cual puede parecer que tenemos una peor cámara que en el Moto Z Play original, que contaba con un sensor de 16MP. Sin embargo, ya deberíamos tener claro que no todo son los MP. La cámara principal del Moto Z2 Play tiene una apertura de f/1.7, lo cual representa una gran mejora respecto a la con apertura focal de f/2.0 que tenía el Moto Z Play.

Así, en la cámara principal ganamos iluminación, pero perdemos algo de detalle al hacer zoom. Esta cámara está acompañada por enfoque por detección de fase y a través de láser. Asimismo, tenemos un flash de doble tono que tiene una potencia muy buena para sacar fotos en ausencia de luz.

Con todo esto, podemos grabar hasta en 4K a 30 fps con la cámara principal. En el caso de los videos en FullHD, podemos grabar a 30 o 60 fps. La resolución HD nos permite grabar en cámara lenta hasta en 120fps. Por cierto, no tenemos estabilización óptica, y si bien tenemos estabilización electrónica, sólo la podemos utilizar hasta una calidad de FullHD a 30 fps.

De otro lado, la cámara delantera es gran angular de 5 MP con apertura de f/2.2 y nos permite grabar hasta en FullHD a 30 fps. Al igual que el Moto Z Play, el Moto Z2 Play cuenta con flash delantero, pero el de esta nueva versión es de doble tono, lo cual nos otorga una mayor calidad de fotos sin luz.

Los resultados son en general muy buenos, aunque no me atrevería a decir que son los mejores del mercado, principalmente porque falta algo de color. Tanto la cámara delantera como la principal tiene muy buen rendimiento, incluso con poca luz, con enfoque rápido, con claridad, y sin pérdida de detalle, superando sin duda a lo que se lograba con el Moto Z Play original.

Otro aspecto positivo, es que la aplicación nativa de cámara mantiene un modo profesional para la cámara principal bastante completo, el cual nos permite jugar con algunos parámetros como el ISO, la velocidad de obturación, el balance de blancos, entre otros. Además, ahora se mejora el paso entre modo foto y video. Tenemos también modo HDR, y para la cámara delantera tenemos modo belleza, que se puede regular también de forma manual, y que resulta bastante equilibrado respecto a lo que vemos en otras marcas.

Los dejo con algunas imágenes (clic para agrandar la galería):

En el apartado multimedia, destacar que el altavoz de las llamadas es también el parlante multimedia, al igual que en el Moto Z Play original. Igualmente, el Moto Z2 Play cuenta con un volumen de sonido bastante fuerte y claro a la vez, ofreciendo una gran experiencia acústica. Además, hay que destacar que al estar en el panel frontal del dispositivo es difícil taparlo con la mano, incluso cuando jugamos. En ese sentido, el Moto Z Play ofrece una gran calidad de sonido, el cual es complementado con los Mods de JBL, tanto el del año pasado como el que salió este año, y que debería mejorar este apartado. Una excelente noticia es que en esta ocasión Motorola ha decidido darnos la radio FM, con una aplicación muy completa para su uso.

Batería

Esta fue tal vez uno de los aspectos más criticados cuando se lanzó el Moto Z2 Play. Y es que, a cambio de una reducción del grosor y peso, se pasó a una batería de 3000 mAh, cuando la batería del Moto Z Play Original era de 3510 mAh. Por supuesto, de inmediato Motorola dijo que no había ningún problema con la autonomía del Moto Z2 Play. Y es cierto, no nos podemos quejar de la autonomía del Moto Z2 Play, porque es buena, pero ya no es tan buena como la del Moto Z Play original.

El Moto Z2 Play tiene una autonomía que para un uso normal supera el día e incluso llega al día y medio, y para el uso intensivo llega con relativa holgura al día completo. La diferencia es que con un uso normal el Moto Z Play llegaba hasta los dos días. La verdad pensé que el impacto sobre la batería sería mucho mayor, pero me ha sorprendido gratamente.

Más allá de ello, el Moto Z2 Play tiene una autonomía que está por encima de muchos dispositivos del mercado. Además, contamos con carga rápida Turbo Power, que nos permite tener totalmente cargado el dispositivo en aproximadamente una hora y 45 minutos, con carga muy rápida al principio, cuya velocidad disminuye a medida que se va llenando la batería.

Conclusión

El Moto Z2 Play es sin duda uno de los terminales más interesantes de esta primera parte del año. Tenemos muchas mejoras respecto al modelo del año pasado, como en el diseño, el lector de huellas, las cámaras, la inclusión de la radio FM, el rendimiento y el almacenamiento. Si bien se pierde un poco de autonomía producto de la reducción de la batería, todavía tenemos un rendimiento sobresaliente para el mercado. Además, Motorola mantuvo su promesa de mantener la compatibilidad de los Moto Mods.

Sin duda el Moto Z2 Play es una de las mejores alternativas que podrás encontrar en el mercado, no sé si de como para cambiarlo si ya tienes un Moto Z Play, pero sí para cambiar si vienes de un gama media o baja, o de otra marca.

Eduardo Salazar

Author

Eduardo Salazar

Estudié economía, pero soy fanático de la tecnológica. En mi tiempo libre me gusta escuchar música, mucha música.

Up Next

Deja un comentario