Reseña del ASUS Zenfone 4 (Review en español)

No Comment Yet

La doble cámara ya no es sólo un lujo de la gama alta. Hoy en día tenemos muy buenos smartphones de gama media alta que también nos ofrecen esa característica.

En esta ocasión he podido tener a prueba el Zenfone 4 de ASUS, un smartphone que llegó a mis manos luego de haber tenido ya el Zenfone 2 (Reseña), el Zenfone 3 (Reseña) y el Zenfone 3 Deluexe (Reseña), y que además de contar con doble cámara principal, llega cargado de muy buenas características en general.

Diseño

El ASUS Zenfone 4 sigue la tendencia de todos los gama alta que hemos visto este año. Si bien la firma taiwanesa mantiene los materiales considerados premium, se cambia el panel posterior metálico que vimos en el Zenfone 3 por el cristal, lo cual tiene aspectos negativos y positivos. Ya que si bien por un lado el cristal luce mejor a la vista y se siente muy bien en la mano, tiene como aspecto negativo su mayor fragilidad, el hecho de que se ensucia muy fácilmente con sólo tomarlo en nuestras manos, y lo resbaladizo que resulta sobre determinadas superficies, así que mucho cuidado dónde lo dejas.

 

Respecto a las líneas de diseño, hay que destacar que se parece más al Zenfone 3 que al Zenfone 3 Deluxe, con un mayor redondeo en los bordes, lo cual ayuda mucho al agarre sólido. No está de más decir que por delante me hace recordar un poco al HTC 10, sobre todo por los marcos superior e inferior gruesos y el lector de huellas adelante, lo cual representa un cambio respecto a lo que vimos en la generación anterior. Precisamente aquí encontramos, al igual que en el Zenfone 3, una pantalla de 5.5 pulgadas, aunque el cuerpo del dispositivo se hace un poco más largo, llegando a los 155.4mm, con 75.2mm de ancho y 7.7mm de grosor, con un peso total de 165 gramos, apenas 10 gramos más que el Zenfone 3.

Por detrás el panel de cristal tiene un acabado que recuerda mucho a las laptop de lujo de la marca, las Zenbook 3. Otro aspecto destacable es que ahora tenemos un doble sensor en la cámara principal, que nos permite hacer tomas con gran angular, y que, a diferencia de la generación anterior, ya no sobresale del cuerpo del dispositivo. Respecto al lector de huellas hay que señalar que funciona muy bien, y su ubicación lo hace cómodo de utilizar.

Si empezamos a mirar alrededor del teléfono, sobre los bordes metálicos, tendremos abajo el jack de 3.5 mm, el conector USB Tipo C, y el altavoz para el sonido, además del micrófono para las llamadas. Arriba sólo tenemos un micrófono cancelador de ruido, a la izquierda la bandeja para nano SIM y micro SD, que también se puede usar para otra SIM, y a la derecha tenemos los botones de bloqueo/desbloqueo y de volumen.

Sin duda no estamos ante un diseño innovador, ni un diseño completamente moderno que elimina los marcos casi por completo. Sin embargo, el Zenfone 4 se ve y se siente muy bien.

Pantalla

Como ya había señalado, el ASUS Zenfone 4 cuenta con una pantalla de 5.5 pulgadas con resolución FullHD (1920 x 1080 pixeles) lo cual nos da una densidad de pixeles de 401 ppp. Cabe destacar que la pantalla ocupa el 71.4% del panel frontal, lo cual no está nada mal, aunque representa un retroceso respecto a los 77.3% que se alcanzaba en el Zenfone 3. Por supuesto, esto se justifica en el hecho de que ahora el lector de huellas se encuentra en el marco inferior, razón por la cual el Zenfone 4 es un poco más largo.

Respecto a la tecnología del panel, destacar que estamos ante un IPS LCD, que si bien no nos mostrará los colores al nivel que vemos en las mejores pantallas del mercado, como el Samsung Galaxy S8+ o el LG G6, si que tenemos colores muy bien calibrados y vívidos. Además, hay que destacar que si no nos gusta el ajuste de colores por defecto, lo podemos modificar a través de la configuración. Cabe destacar que la pantalla es protegida por Gorilla Glass con cristal 2.5D, que le da un look muy bonito.

Por el lado del nivel de brillo, hay que destacar que los 600 nits de brillo son más que suficientes en esta pantalla, y nos permiten apreciar el contenido bajo casi cualquier condición de luz. El brillo automático también funciona muy bien. Además, si vamos a los ángulos de visión hay que destacar que estos también son muy buenos.

Sin duda estamos ante un smartphone con una buena pantalla para disfrutar contenido multimedia en Netflix, YouTube, etc, y también para jugar.

En términos generales, estamos ante una excelente pantalla para la gama media alta.

Software e interface

El Zenfone 4 viene de fábrica con Android 7.1.1 Nougat, bajo la capa de personalización del software que ha hecho ASUS, llamada ZenUi 4.0.

Sobre la capa de personalización de ASUS ya he señalado en años previos que es excesiva, con muchas opciones y añadidos sobre Android. Es cierto que en el Zenfone 4 la firma taiwanesa ha parado la mano un poco. Creo que se ha dado una importante mejora en lo que respecta a la excesiva personalización de Android por parte de ASUS. Sin embargo, creo que se podría hacer algo más, ya que igual seguimos teniendo opciones que tal vez nunca usaremos, o que tal vez nunca descubriremos a menos que nos echemos a buscar que cosas trae el smartphone como opciones. Por supuesto, para los usuarios más avanzados tal vez esto esté perfecto. Sin embargo, hay que destacar que el Zenfone 4 cuenta con su propio optimizador del sistema, la posibilidad de bloquear el acceso a ciertas aplicaciones por huella, PIN o contraseña, y un optimizador del audio.

Tal vez lo más destacable de la evolución de ZenUi a su versión 4.0 es que se ha reducido el software de terceros que encontrábamos hasta la versión anterior. Ahora básicamente encontramos algunas utilidades de ASUS, y una que otra aplicación que casi todos usamos. De hecho, la propia ASUS ha señalado que esta versión de ZenUi viene con un 40% menos de bloatware.

Rendimiento y conectividad

Hay que destacar que, pese a lo cargado del sistema operativo, el ASUS Zenfone 4 va bastante bien. Y esto se debe básicamente a que contamos con un buen hardware en el interior de este smartphone.

Empecemos señalando que contamos con un Qualcomm Snapdragon 630, un octa-core que llega hasta los 2.2GHz en sus cuatro núcleos más potentes, y a los 1.8GHz en sus cuatro núcleos “más débiles”. Este procesador viene acompañado de 4GB de memoria RAM y 64GB de memoria interna ampliables vía micro SD de hasta 256GB.

 

Este es un hardware bastante potente para la gama media alta, y nos da un uso muy fluido con aplicaciones sencillas, como las de mensajería, llamadas y redes sociales. Sin embargo, en situaciones más exigentes ya no va tan fluido, pero puede con todo, aunque tarde un poco más en abrir. Así por ejemplo, con juegos muy pesados y aplicaciones de edición de fotos hay que esperar un poco más en la carga o el funcionamiento. Eso sí, en términos generales debemos hablar de una buena experiencia, que no es perfecta, pero que para la gama media alta está bastante bien.

 

Por el lado de la conectividad el Zenfone 4 va bastante bien. En principio, tenemos soporte 4G LTE para todos los operadores nacionales, lo cual está bastante bien, ya que el equipo no lo comercializa ningún operador, sino que es vendido en tiendas por departamento totalmente liberado para que lo uses con el operador que tengas ahora o más adelante si te cambias. Luego destacar la presencia de Wi-Fi 802.11 a/b/g/n/ac con dual-band, GPS, y Bluetooth 5.0, entre otros.

Cámaras y multimedia

Aquí viene uno de los aspectos más destacables del Zenfone 4. Como ya he señalado desde el principio, tenemos una doble cámara principal, la cual nos da la posibilidad de hacer también tomas con un gran angular. ASUS se ha preocupado mucho por el apartado fotográfico con el Zenfone 4, y eso lo vemos desde la caja, donde aparece la frase “We love photo”.

Precisamente, la cámara principal está dotada con un sensor de 12MP que tiene como ventaja su apertura focal de f/1.8, estabilización óptica de imagen, y Dual Pixel Autofocus, así como angular de 25mm. El otro sensor es de 8MP con gran angular de 12 mm (120 grados), la cual nos permite tomas muy amplias. De otro lado, la cámara delantera del Zenfone 4 es de 8MP, con apertura focal de f/2.0 con 24mm de angular. La grabación de video es hasta en 4K en la cámara posterior, y hasta en FullHD en la cámara delantera. Además, tenemos foto y video en HDR.

En términos de resultados, estamos ante un buen terminal de gama media alta, con resultados bastante buenos cuando hay buenas condiciones de luz, con enfoque y disparo rápido incluso. Sin embargo, cuando la luz se hace escasa los resultados ya no son tan buenos, y se pierde un poco más de detalles y claridad, con un enfoque más lento incluso.

La aplicación de cámara si bien es cierto es sencilla de usar y cuenta con muchas opciones, tiene una pequeña dificultad para pasar del modo normal al modo gran angular en la cámara principal. Pero esto es algo que se debería arreglar con una pequeña actualización de la aplicación. Sin embargo, es destacable la presencia de un buen modo profesional para poder elegir nosotros mismos los parámetros de la fotografía. Tenemos también un modo belleza, un modo retrato y la posibilidad de poder crear GIFs animados. Respecto al modo retrato que se hace con la cámara frontal, sólo hay que destacar la buena intención, ya que los resultados no se ven muy naturales con la cámara delantera, ASUS tendría que pedirle consejos a Google respecto a cómo hacer un buen modo retrato con un solo lente.

Más allá de ello, creo que estamos ante una muy buena cámara en la gama media alta, con resultados con colores muy bien definidos, con un gran angular bastante bueno, que no distorsiona la imagen, y con un buen modo profesional. Aquí los dejo con algunas imágenes (clic para agrandar):

En el apartado del audio, destacar que el Zenfone 4 viene muy bien preparado, ya que no sólo tenemos radio FM, algo que se agradece mucho, sino que también tenemos audio de alta resolución 24-bit/192kHz. Aquí hay que destacar que el sonido es muy bueno, e incluso cuenta con un modo de exteriores que sube el volumen para cuando hay mucho ruido alrededor nuestro. Sin embargo, quiero destacar que el audio mejora mucho más todavía si usamos audífonos.

Batería

El ASUS Zenfone 4 cuenta con una batería de 3300 mAh, sin duda una buena capacidad en relación al resto de características del smartphone. La gestión que se hace de la batería es muy buena, logrando una autonomía bastante adecuada, que con un uso algo intenso nos permite llegar al día completo sin mayor problema. Con un uso bastante intenso, chateando por WhatsApp, visitando Facebook, tomando fotos, y escuchando música por Spotify directamente por el LTE al menos unas 3 horas al día, he logrado 4:30 horas de pantalla encendida. Si eres menos activo con el smartphone, de seguro superarás las 5 horas de pantalla.

Hay que destacar que el Zenfone 4 cuenta con carga rápida, que nos permitirá cargar el smartphone de 0% a 50% en aproximadamente 35 minutos, y tendremos la carga completa en alrededor de 70 a 80 minutos. Hay que destacar también que entre las opciones de personalización encontramos distintos modos de batería, que apagando o encendiendo determinadas características del smartphone, te permitirá alargar la vida de la batería.

Conclusión

El ASUS Zenfone 4 es sin duda un siguiente paso para ASUS respecto a lo que hemos visto antes. Mi experiencia con el Zenfone 2, Zenfone 3 y ahora el Zenfone 4 me permite decir que ASUS viene haciendo cada vez mejor las cosas.

Estamos ante un muy buen equipo para la gama media alta, que además de acabados premium, nos ofrece también una buena pantalla, una buena batería, y una cámara principal dual que nos permite hacer buenas tomas en gran angular.

Por supuesto todavía hay cosas que mejorar, principalmente respecto al software. Sin embargo, el camino recorrido por ASUS hasta ahora ha sido correcto.

El ASUS Zenfone 4 está a la venta en el Perú a través de Ripley.

Eduardo Salazar

Author

Eduardo Salazar

Estudié economía, pero soy fanático de la tecnológica. En mi tiempo libre me gusta escuchar música, mucha música.

Up Next

Deja un comentario