El estándar G.mgfast busca ofrecer banda ancha de hasta 10 Gbps sobre las redes tradicionales de telefonía fija

No Comment Yet

Ya antes les he hablado aquí del estándar G.fast, aunque hace buen tiempo que no teníamos noticias importantes.

Recordemos que el estándar G.fast es una tecnología de banda ancha que trata de aprovechar los despliegues tradicionales de cobre, usados en principio para la telefonía fija, y luego para el acceso a internet, a través de la tecnología DSL.

Sin embargo, G.fast supera largamente al DSL al ofrecer velocidades extremadamente altas, al mismo nivel que lo que tenemos con despliegues de fibra hasta el hogar (FTTH por sus siglas en inglés), pero aprovechando la arquitectura de fibra hasta el punto de distribución (FTTdp por sus siglas en inglés), siendo más eficiente en términos de tiempos y costo respecto al FTTH.

De esta manera G.fast está preparado para servicios intensos en ancho de banda, como streaming de video en 4K HDR, o incluso para el 8K que ya está a la vuelta de la esquina, así como los servicios en la nube cada vez más populares, o las videollamadas en HD a través de aplicaciones de mensajería instantánea.

Nuevos límites para G.fast -> G.mgfast

¿Pero, hasta dónde se planea llevar G.fast? Pues bastante lejos. Si bien el estándar original desarrollado en el 2014 prometía brindar velocidades de hasta 1 Gbps (1000 Mbps), llevando a las redes de cobre a la era del Gigabit, posteriormente estas velocidades máximas se han ido ampliando considerablemente.

Así, en el 2016, el estándar G.fast dobló su velocidad máxima hasta los 2 Gbps, pero eso no es todo. Según informa ITU News, actualmente algunos expertos vienen trabajando intensamente en llevar G.fast hasta los 10 Gbps. Por supuesto, esta increíble velocidad supone un cambio tremendo en el estándar G.fast, por lo que parece que recibirá un nuevo nombre, G.mgfast.

Con el nuevo G.mgfast se busca un estándar para lograr velocidades de banda ancha de entre 5 y 10 Gbps sobre las redes tradicionales de telefonía. Básicamente, esto se consigue acercando mucho más la fibra hasta el hogar, y llegando a este con un tramo de cobre muy pequeño, el mismo con el que llega el DSL. En el siguiente gráfico (fuente UIT) verán una explicación sencilla:

Cabe destacar que la última versión del G.fast logra velocidades de hasta 2 Gbps sobre cableado de cobre o coaxial de alta calidad, usando hasta 212 MHz de espectro cableado. Sin embargo, para conseguir velocidades mayores, G.mgfast buscará utilizar más espectro, por ejemplo 424 MHz o hasta 848 MHz.

Se espera que este nuevo estándar esté aprobado en 2019, así que todavía queda pan por rebanar, y algunas cuestiones por resolver para llegar a la meta ambiciosa de los 10 Gbps.

Eduardo Salazar

Author

Eduardo Salazar

Estudié economía, pero soy fanático de la tecnológica. En mi tiempo libre me gusta escuchar música, mucha música.

Up Next

Deja un comentario