Reseña del Huawei Mate 10 Pro

No Comment Yet

La línea Mate de Huawei sin duda ha sido una de las que más ha evolucionado en poco tiempo en el mundo de los smartphones.

Por mis manos han pasado el Mate 8, el Mate 9, y desde hace un par de semanas, el Mate 10 Pro. Este último no ha hecho más que demostrarme algo que ya venía notando desde hace un par de años, que Huawei viene haciendo demasiado bien las cosas, y mejorando con el tiempo.

Diseño

Esta parte la podríamos resumir en una frase muy sencilla: El Mate 10 Pro es el smartphone más bonito que ha desarrollado Huawei.

Estamos ante un terminal que como era de esperar apuesta por un diseño totalmente premium, con materiales de primera, como el metal y el cristal, y que además no tiene reparos en seguir la tendencia actual que marca la gama alta. Estamos ante el primer smartphone con cubierta posterior de cristal desarrollado por Huawei, y lo ha hecho como si le sobrara experiencia en ello, dándonos además protección IP67 contra el agua y el polvo.

El Mate 10 Pro cuenta con un cuerpo de marcos metálicos que lo rodean, complementándose con cristal. Por supuesto, la ventaja del cristal en la parte posterior es que le da un look muy agradable, y un tacto bastante bueno y cómodo. Sin embargo, le pasa lo mismo que a todos los smartphones que apuestan por este material. Se ensucia más fácil y es más frágil, aunque por suerte viene con una funda, que, si bien es sencilla, es muy útil. Será una decisión difícil entre protegerlo con alguna funda o lucirlo al mundo, sobre todo con esa franja a la altura de las cámaras que lo hacen muy llamativo.

El Mate 10 Pro supone varios cambios para la línea Mate de Huawei. Y no sólo me refiero al cambio en los materiales de construcción, sino en realidad a varios cambios en la línea de diseño. Por ejemplo, Huawei ha decidido que nos debemos olvidar del jack de 3.5mm para la salida de audio, así que anda pensando en nuevos audífonos Bluetooth. Claro, en la caja hay un adaptador USB C para conectar audífonos por cable, y los audífonos que incluye son también USB C, pero sería un problema si también queremos cargar el celular, ya que tendremos que elegir si usamos audífonos o cargamos la batería, o compramos un adaptador.

 

De otro lado, ahora la pantalla tiene marcos muy pequeños en la parte superior e inferior, siguiendo la tendencia de la gama alta este año, con una relación de aspecto de 18:9. Así, tenemos un smartphone alargado, que se siente más cómodo que las versiones anteriores del Mate, que al ser más anchos y grandes se hacían más complicados de manejar que este Mate 10 Pro.

De esta manera, tenemos una pantalla de 6 pulgadas en un cuerpo más reducido, ya que el Mate 10 Pro tiene 154.2 mm de alto, 74.5 mm de ancho, y 7.9 mm de grosor. Esto implica una reducción de casi 3 mm en el alto y de 4 mm en el ancho. El peso también se ha reducido respecto al Mate 9, que llegaba a los 190 gramos, en tanto que el Mate 10 Pro llega apenas a los 178 gramos.

Sin duda estamos ante el terminal más bonito que ha hecho Huawei, y creo que uno de los más bonitos que podremos encontrar actualmente en el mercado.

Pantalla

 Aquí viene uno de los mayores cambios en la línea Mate de Huawei. El Mate 10 Pro ahora se une a la tendencia de las pantallas con formato 18:9, mostrando así un panel de 6 pulgadas alargado que ocupa casi todo el panel frontal, llegando al 81%. La resolución este esta pantalla FullView podríamos decir que se mantiene respecto a la generación anterior, ya que estamos ante un FullHD+, es decir un FullHD con más pixeles en el vertical ya que ahora tenemos 2160 x 1080 pixeles, dando una densidad de pixeles de 402 ppp.

La pantalla es de tecnología OLED, y cuenta con HDR10, lo cual sin duda le da un plus para poder disfrutar contenido multimedia. Lamentablemente, hasta el momento en que he realizado esta reseña, ni los videos de YouTube ni los de Netflix en HDR son compatibles con el Mate 10 Pro, a diferencia de dispositivos como el Samsung Galaxy Note 8, por ejemplo.

Sin embargo, Huawei ha dado un salto muy importante en lo que a calidad de sus pantallas se refiere. El haber cambiado el IPS por el OLED le han dado al Mate 10 Pro un salto en calidad de pantalla increíble. Así, estamos ante un panel con colores vivos, bien definidos y con buen contraste. Claro, hay otros terminales en el mercado con mayor saturación de colores, pero eso ya es cuestión de gustos más que de calidad. Agregar también los buenos ángulos de visión son excelentes, y tenemos protección con Gorilla Glass.

Un aspecto en el que el Huawei Mate 10 Pro se puede quedar corto es el brillo de la pantalla. Ojo, la pantalla se aprecia muy bien incluso a plena luz del sol, pero creo que le faltó un poco más de intensidad en el brillo. No obstante, el Mate 10 Pro sin duda entra en mi top 5 de pantallas de smartphones que he probado este año.

Software e interface

El Huawei Mate 10 Pro viene de fábrica con Android Oreo 8.0, personalizado con EMUI 8.0. Sin duda es una gran ventaja que venga con la última versión de Android desde fábrica. Ya conocemos todas las ventajas de Android Oreo, en cuanto a optimización, rendimiento, y eficiencia energética. Así que este es sin duda un punto a favor para el Mate 10 Pro.

Respecto a la capa de personalización, EMUI 8.0, es cierto que esta tiene dividida a la gente, con una gran cantidad de usuarios a los que no les gusta mucho. Pero yo me ubico del otro lado, EMUI 8.0 me gusta, aunque claro, no es mi capa de personalización favorita. Así que no me desvivo por instalarle Nova Launcher. En todo caso, si no te termina de gustar EMUI, pues adelante con algún laucher de terceros. Con los años EMUI ha mejorado mucho, y hoy en día uso los smartphones de Huawei tal cual, sin instalar launchers de terceros. Creo que desde el P9 uso EMUI tal cual.

No hay que perder de vista que tenemos un optimizador del sistema, llamado Gestor, con la posibilidad de limpiar archivos basura, manejar los datos móviles, la batería, bloquear virus, optimizar la RAM, y establecer filtros de acoso, para llamadas o mensajes de texto no deseados.

Opciones de personalización no le falta al Mate 10 Pro, tenemos la posibilidad de no sólo cambiar los fondos de pantalla, sino que también podemos elegir si tenemos cajón de aplicaciones o no, si usamos el sensor de huellas como un botón para tener algunos gestos como desplazar la barra de notificaciones, o pasar las fotos en la galería, entre otras. Además, si queremos darle a nuestro Mate 10 Pro una personalidad distinta, podemos cambiar totalmente el tema del sistema.

Hay que destacar que no todas las aplicaciones vienen ya preparadas para las pantallas de formato 18:9, pero el Mate 10 Pro nos permite adaptarlas una por una. Por cierto, para ahorrar algo de batería podemos bajar la resolución de la pantalla a HD+, en lugar del FullHD+ que viene por defecto.

Rendimiento y conectividad

Hablar de gran rendimiento en la gama alta de Huawei es algo ya rutinario, pero al Huawei Mate 10 Pro no le basta con tener un buen rendimiento, sino que tiene un rendimiento sobresaliente.

El Mate 10 Pro cuenta con el procesador Kirin 970, una evolución del procesador que ya vimos en el P10 a principios de año, y que además suma un gran valor agregado, la Unidad de Procesamiento Neural de Red, o NPU por sus siglas en inglés (Neural Processing Unit). Para decirlo en sencillo, estamos ante un terminal que tiene como centro de su funcionamiento la inteligencia artificial (AI).

Con esto Huawei mejora mucho algo que ya venía intentando con sus busques insignia anteriores, el aprendizaje de nuestros usos y costumbres para optimizar las tareas que realizamos con el smartphone. Con esto se logra que siempre sintamos el smartphone a su mayor velocidad de operación, ya que le pondrá lo mejor de la potencia del dispositivo a las labores que realizamos comúnmente.

Por si eso fuera poco, la inteligencia artificial nos permite reconocer tan bien las imágenes que capta la cámara, que podremos realizar las fotografías con la mejor combinación de parámetros según la escena, y hasta traducir textos e imágenes en distintos idiomas, de forma casi instantánea.

Todo esto viene reforzado por 6GB de memoria RAM, y 128GB de memoria interna, los cuales no podremos expandir. Pero bueno, ya nos dan 128GB, creo que con eso todos los usuarios promedios y hasta un poco intensivos tendrán más que suficiente.

Así, tenemos en el Mate 10 Pro un smartphone capaz de todo lo que podamos imaginar que hacer con un smartphone. La edición de fotos y videos serán una labor sencilla, y entretenernos con los juegos más pesados tampoco será problema para el Mate 10 Pro.

Por el lado de la conectividad, por supuesto, estamos ante un buque insignia al que no le falta nada, salvo el jack de 3.5mm para la salida de audio, pero bueno, ya dejemos de lamentarnos por eso. En el Huawei Mate 10 Pro tenemos 4G LTE, Wi-Fi 802.11 a/b/g/n/ac, dual-band (en las bandas de 2.4GHz y 5GHz), DLNA, WiFi Direct, hotspot, Bluetooth 4.2 con aptX HD, NFC, y como ya les dije antes, USB Tipo C.  En cuanto a sensores, además del lector de huellas tenemos también un infrarrojo para poder usarlo en nuestro televisor, equipo de sonido, aire acondicionado, etc. Y para complementar, tenemos giroscopio, compass, sensor de luz ambiental, sensor de proximidad y barómetro.

Cámaras y multimedia

Huawei dio un importante salto de calidad en sus cámaras con el P9, gracias a la alianza con Leica, la cual por suerte a continuado. Sin embargo, con el Mate 10 Pro el salto en calidad ha sido increíble, también de la mano de Leica.

En principio, si hablamos de hardware, ya sabemos que tenemos un doble sensor en la cámara principal. Tenemos un sensor monocromático de 20MP y otro sensor RGB de 12 MP, para captar todo el color de las escenas. Lo destacable de ambos lentes es que cuentan con una apertura focal tremenda de f/1.6. Este supone una mejora importantísima respecto a, por ejemplo, el Mate 9, que tenía una apertura focal de f/2.2. En ese sentido, el Mate 10 Pro cuenta con sensores en su cámara principal que permitirán captar imágenes de muy alta calidad con poca luz, gracias a esa apertura de f/1.6, que es la mayor del mercado, junto a la del LG V30.

Hay que destacar que el uso que el Huawei Mate 10 Pro hace de sus dos sensores en la cámara principal es excelente, ya que dedica el lente monocromático a recolectar información de la escena, mientras que el lente RGB sólo se encarga del color. Así, la combinación de ambas capturas genera una imagen con mucho detalle.

Por supuesto, una de las mejores formas de aprovechar el doble sensor principal es con el ya famoso modo retrato. Este modo va de maravilla en el Mate 10 Pro, realmente se logran capturas de gran nivel, tanto a color como en blanco y negro, con un excelente desenfoque de fondo, y a su vez con un muy buen nivel de detalle y contraste. Sin duda, estamos ante una de las mejores cámaras para realizar fotografías en modo retrato. Además, en el caso de la cámara delantera también se puede aplicar este modo fotográfico, aunque ante la falta de dos sensores, solo se hace por software, con resultados no tan buenos como los que se logran con la cámara principal.

En la fotografía del día a día, tenemos excelentes resultados, ya sea de día o de noche, con mucha luz o con poca luz, el Huawei Mate 10 Pro nos permitirá obtener siempre excelentes capturas. De noche ya no tenemos fotos borrosas y con ruido, sino que tenemos escenas de gran calidad. Tanto con la cámara delantera, como con la cámara principal tendremos fotos que dará gusto publicar de inmediato. Eso sí, cuando hay mucha luz y tratas de tomar objetos muy coloridos, a veces los esos colores se saturarán mucho, pero es cuestión de agarrar el ángulo correcto para evitar esto, o pasar al modo profesional, el cual nos da la posibilidad de manejar los parámetros de la fotografía, o guardar las capturas en RAW.

Sin duda el gran valor agregado de la cámara es el uso de la inteligencia artificial, el cual nos ayudará a tener los mejores ajustes según el objeto o escena que estemos enfocando, ya sea texto, comida, un perro, un gato, una plata, una flor, etc. El Huawei Mate 10 Pro siempre tratará de darnos los mejores ajustes para obtener la mejor foto. Eso sí, este reconocimiento de objetos por inteligencia artificial no se puede quitar en el modo automático, aunque por suerte es bastante rápido.

Respecto al video, hay que destacar que con la cámara principal podremos grabar hasta en 4K o en FullHD hasta 60 fps, con la posibilidad de hacer cámara lenta o cámara rápida. Además, hay que desatacar que la estabilización óptica funciona muy bien, no sólo en la fotografía, sino también en la grabación de video, dándonos videos muy estabilizados y suaves.

Finalmente, destacar que la aplicación por defecto de la cámara nos deja también usar HDR, tomas panorámicas, tiene un modo nocturno, el ya clásico pintura con luz, así como filtros de colores, marca de agua, y como ya dije antes, un modo profesional.

Los dejo con algunas imágenes (clic para agrandar la galería):

Por el lado multimedia, destacar que los parlantes son estéreo, y tenemos uno en el marco inferior y otro arriba junto al altavoz de las llamadas, y brindan un volumen bastante bueno, aunque creo que no tiene un buen rango de volumen, ya que el volumen bajo es muy bajo para escucharse bien, y al volumen alto creo que le falta algo más de potencia. Eso sí, se echa de menos la radio FM que si teníamos hasta el Mate 8, pero bueno, por lo menos tenemos un muy buen DAC para el audio en alta resolución, tanto en audífonos cableados como por Bluetooth. Por cierto, los audífonos que vienen en la caja, que se conectan por USB C, son de los mejores que podremos encontrar incluidos con un smartphone.

Batería

Este es un aspecto en el que la línea Mate de Huawei siempre ha destacado. Al igual que en el Mate 9, el Mate 10 Pro tiene también una batería de 4000 mAh lo cual ya de por sí nos habla de un excelente trabajo de Huawei para brindarnos una excelente experiencia.

De hecho, podría afirmar que con el Mate 10 Pro tenemos una mejor autonomía que con el Mate 9, llegando incluso a 8 horas de pantalla encendida con un uso intenso. Estaos hablando de unas 12 horas de uso con redes sociales, llamadas, música en Spotify, algunos videos de YouTube y toma de algunas fotos.

Y por si fuera poco, tenemos carga rápida gracias a Super Charge, que nos permite tener la batería completamente cargada en menos de hora y media, llegando a cargarse al 50% en apenas media hora. Además, hay que destacar que se logra esta carga súper rápida sin ocasionar un excesivo calentamiento del smartphone. Eso sí, para lograr esta estupenda carga rápida s necesario usar el cable y el cargador originales del Mate 10 Pro, ya que estos son especiales, y si usamos otro cable y/u otro cargador, tendremos la carga sólo a velocidad normal.

Tal vez algo que algunos echarán de menos, es la carga inalámbrica.

Conclusión

Sin duda estamos ante uno de los mejores smartphones del año, y tal vez para algunos el mejor smartphone del 2017. El Mate 10 Pro de Huawei destaca por sobre los muchos otros por su cámara para fotos, por su extraordinaria batería y carga rápida, así como por su tremenda pantalla y lo hermoso de su diseño.

Tal vez algunos puedan echar de menos el jack de 3.5mm, la radio FM, o la carga inalámbrica. Sin embargo, nada de eso creo que sea una razón para bajar de categoría al Mate 10 Pro, y es para mi uno de los mejores smartphones que he probado hasta ahora.

Eduardo Salazar

Author

Eduardo Salazar

Estudié economía, pero soy fanático de la tecnológica. En mi tiempo libre me gusta escuchar música, mucha música.

Up Next

Deja un comentario