Samsung Galaxy Note 8: Review en español

No Comment Yet

Durante el 2017 he tenido la suerte de probar casi todos los smartphones de gama alta, o gama alta premium, que han llegado al Perú, y hoy he completado todo el álbum, por lo menos del entorno Android.

Luego del mal paso que significó para Samsung los problemas de batería del Note7, el año pasado la firma coreana lanzó el Galaxy Note 8, buscando reivindicar el gran nombre que había ganado a partir de sus phablets que destacan, entre otras cosas, por la inclusión de un excelente stylus, y que le han generado un nicho de clientes muy fieles que esperaban este momento.

Diseño

El diseño del Galaxy Note 8 es muy parecido al visto en el S8 Plus, aunque claro, con una diferencia en las dimensiones y el peso. El Galaxy note 8 cuenta con una pantalla de 6.3 pulgadas, en un cuerpo con dimensiones de 162.5 mm de alto, 74.8 mm de ancho, y 8.6 mm de grosor; con un peso total de 195 gramos. Así, estamos ante un terminal ligeramente más grande y pesado que el S8+.

Por supuesto, el Note 8 sigue la tendencia de una pantalla que ocupa casi todo el panel frontal. Al igual que el S8 Plus, en su panel delantero sólo deja un pequeño marco superior para el auricular para las llamadas, la cámara delantera y algunos sensores. El Note 8 tampoco tiene los botones físicos debajo de la pantalla.

La gran protagonista del panel frontal del Note 8 es la gran pantalla alargada, en formato 18.5:9, que ocupa el 83.2% del panel frontal. Al igual que en el Galaxy S8 Plus, la pantalla del Note 8 tiene las esquinas redondeadas y es ligeramente curva a los lados, haciendo del último buque insignia de Samsung, un terminal muy ergonómico, y que ofrece una experiencia inmersiva. La ergonomía además se debe al hecho de tener un terminar más delgado que sus versiones anteriores.

El Note 8 está construido en materiales completamente premium, que mezclan el cristal y el aluminio, contando además con protección IP68 para protegerlo del agua y polvo. Cabe destacar que los marcos del Note 8 no son tan redondeados en las esquinas como los del S8 Plus, así que ya es cuestión muy personal cual te gusta más en ese aspecto.

Si miramos el marco inferior, nos encontraremos con el conector USB Tipo C, el parlante multimedia y el jack de 3.5mm, que por suerte Samsung todavía lo ha mantenido en sus gama alta del año pasado. Algo que no me gustó mucho es la posición de los botones de volumen, que se hacen un poco difíciles de alcanzar manejando el teléfono con una mano.

Un gran problema del Note 8 es el mismo que afecta a toda la gama alta del año pasado. Y es que el panel posterior, al estar construido en cristal, nos deja ver la gran cantidad de huellas y suciedad que se impregnan. Sin embargo, el gran problema del Note 8 es la posición del lector de huellas. Esto ya lo ha comentado en la reseña del S8 Plus, y aquí se repite.

Más allá de esto, el Note 8 trajo como gran novedad ser el primer smartphone de Samsung con doble cámara principal, las cuales se encuentran una a lado de sin la otra, y junto también al sensor de huellas, el cual se hace muy complicado alcanzar, sobre todo para un diestro.

Pantalla

La pantalla de 6.3 pulgadas del Note 8 lleva, como ya es costumbre en Samsung, la tecnología Super AMOLED, con resolución de nativa de 2960 x 1440 pixeles con una densidad de 521 ppp. Como ya había comentado estamos ante un panel alargado, con una relación de aspecto de 18.5:9, en lugar de la típica 16:9, por lo cual recibe el nombre de “Infinity Display”. Al respecto, hay que tener en cuenta que, dado que no todas las apps están adaptadas a este formato, igual las podemos forzar a usar la pantalla completa.

Sin duda, en mi opinión, estamos ante la mejor pantalla que he probado en un smartphone hasta el momento. En el tiempo que he pasado con el Note 8 he disfrutado de cada vez que he mirada esa pantalla gloriosa, ya sea con Netflix, YouTube, o Instagram. La pantalla del Note 8 es una verdadera delicia, con colores muy vibrantes, y una saturación mayor a la de los demás dispositivos de la competencia, pero sin llegar a ser molesta. Además, el brillo que alcanza la pantalla es increíble, y nos deja ver todos los detalles de la misma, por más brillo solar que le caiga encima. Uno de los grandes valores agregados de esta pantalla es la compatibilidad con HDR. Tanto en Netflix como en YouTube, el nivel de calidad que se alcanza con videos en HDR es increíble.

Como ya es costumbre, Samsung aprovecha el panel Super AMOLED para la función Allways On Display, la cual nos permite ver la hora, la fecha, el estado de la batería, y notificaciones, con la pantalla apagada.

Por cierto, la pantalla no viene por defecto a su máxima resolución, que sería WQHD+ (2960 x 1440), sino en FullHD+ (2200 x 1080). Esto es totalmente configurable, pero para una mejor duración de la batería te recomiendo tenerlo en FullHD+.

Software e interface

El Samsung Galaxy Note 8 viene de fábrica con Android 7.1.1 Nougat, personalizado bajo Samsung Experience, en su versión 8.5. Claro, esta capa de personalización, al igual que cualquier otra tiene sus ventajas y desventajas, pero es cuestión de adaptarse, o usar tu launcher de cabecera (el mío es Nova Launcher).

Hoy en día Samsung Experience muestra una evolución favorable del software de Samsung, aportando algunas funciones que ciertamente pueden facilitar la vida para los que se acostumbren a usarlas. Aquí, por ejemplo, podemos mencionar la función Apps Edge, que nos permite tener algunos atajos a aplicaciones, contactos o funciones deslizando el dedo desde el lateral derecho del teléfono. Por supuesto, no puede faltar el modo de pantalla dividida, que nos permite usar dos aplicaciones a la vez, partiendo en dos la pantalla en el vertical, dejándonos dos cuadrados perfectos para cada app.

Ahora Samsung nos permite una mayor personalización, como la posibilidad de cambiar por completo los temas de la interfaz. Asimismo, tenemos algunas aplicaciones propias de la firma coreana, así como su propia tienda de apps con contenido exclusivo de Samsung.

Precisamente, uno de los agregados que ha decidido darnos Samsung es Bixby, el nuevo asistente personal con el que planea dar la pelea en este rubro. Lamentablemente Bixby todavía no es totalmente funcional en español, ya que no responde a comandos de voz en nuestro idioma, aunque ciertamente nos ofrece algunas tarjetas con información importante, así como Bixby Vision, que a través de la Inteligencia Artificial nos permite reconocer objetos, los cuales relaciona con otros a través de internet, ofreciéndonos imágenes similares a través de Pinterest, o en tiendas como Amazon

Rendimiento y conectividad

El Samsung Galaxy Note 8 cuenta con el hardware para hacerle frente a cualquier aplicación o tarea. Tenemos un procesador de la casa, el Exynos 8895, el mismo que en el S8 Plus, un octa-core construido a 10 nm que es capaz de llegar a los 2.31 GHz en sus cuatro núcleos más potentes, y a los 1.69 GHZ en sus cuatro núcleos más lentos. La GPU es una Mali G71, y contamos con 6GB de memoria RAM, y 64GB de almacenamiento interno, ampliable con tarjetas micro SD de hasta 256 GB. En el apartado del almacenamiento se queda un poco por detrás del Huawei Mate 10 Pro (RESEÑA), que viene con 128GB de memoria interna, aunque con la desventaja de no poder ampliar el almacenamiento con memorias microSD.

Con todo esto el rendimiento del Galaxy Note 8 es formidable, no hay aplicación que le genere problemas, ni juego que se le resista, por más que tenga el mayor nivel gráfico. Y sinceramente a este nivel no es de esperar menos. De hecho, en la gama alta ya es muy difícil notar diferencias en el día a día. Por supuesto, el Galaxy Note 8 no se detiene ante nada, la edición de fotografía y video es muy fluida también. Los juegos van muy fluidos, incluso configurándolos al máximo nivel gráfico, y por supuesto, sin preocuparnos por un sobre calentamiento en la máxima exigencia.

Por el lado de la conectividad, tenemos NFC, USB Tipo C, Wi-Fi 802.11 a/b/g/n/ac, 4G LTE (Cat 16), todos los sistemas de localización (GPS, Galileo, Glonass, BeiDou), y Bluetooth 5.0 con aptX, que nos permitirá un mayor rendimiento especialmente en el apartado multimedia, con un mayor ancho de banda, una mayor distancia de conectividad, y la posibilidad de conectar dos parlantes en simultaneo.

En el apartado de la seguridad, al igual que en el S8 Plus, además del sensor de huellas, tenemos por un lado al sensor de iris, que funciona bien gracias al uso de infrarrojos, así como el reconocimiento facial.

S Pen

Por supuesto, si hablamos de un Note de Samsung, no podemos olvidarnos del S Pen. A lo largo de los años Samsung se ha encargado de generar una masa de usuarios que básicamente buscan un Note porque no pueden vivir sin el S Pen.

Y es que la línea Note es la única que nos permite contar con un lápiz que realmente funciona, y funciona de maravilla. El S Pen ha mejorado notablemente con los años, y hoy en día es casi adictivo para los fans de la línea Note.

Claro, el S Pen nos sirve para manejar el teléfono, en lugar de nuestros dedos, pero más allá de ello, es una herramienta que nos deja no solo dibujar, sino que también nos sirve para tomar notas o traducir textos. Su uso es bastante natural, con una respuesta fantástica, gracias a los 4096 niveles de sensibilidad que recibe de la pantalla.

Es indispensable mencionar que el S Pen está siempre atento a su uso, ya que apenas lo sacamos de su “estuche” veremos en la pantalla los accesos directos con las principales funciones para las que lo podemos usar. Además, si la pantalla está apagada podremos tomar notas sin desbloquearla.

Una de las funciones que más te entretendrá del S Pen es Live Message, que nos permite escribir mensajes y convertirlos en GIFs animados, que podrás usar en diversas situaciones. En todo caso, en la Play Store tendremos opciones adicionales para descargar y usar el S Pen, sobre todo si te justa dibujar o diseñar.

No me queda duda que el S Pen es una herramienta demasiado útil, a la que sólo te debes acostumbrar, para lo cual siempre debes recordar que está allí. Eso sí, una vez que adaptes a él, corres el riesgo de no querer dejar nunca la línea Note de Samsung.

Cámaras y multimedia

El Galaxy Note 8 es el primer smartphone de Samsung que estrena una doble cámara principal, y lo hace de muy buena manera.

Si vemos el hardware, en la cámara principal tenemos dos sensores de 12MP cada uno, que se diferencian por la apertura y el angular. Una de las cámaras es cuenta con apertura de f/1.7 con angular de 26mm, mientras que la otra tiene una apertura focal de f/2.4 con 52mm de angular. De otro lado, la cámara delantera es de 8MP, con apertura f/1.7 y angular de 25mm. Para la grabación de video, con la cámara delantera “sólo” podemos grabar en QHD, mientras que con la cámara principal podemos grabar en 4K.

Los resultados logrados son extraordinarios, dejándome la sensación de, junto al Huawei Mate 10 Pro, ser el mejor smartphone en el apartado fotográfico que he probado. El modo HDR hace también un muy buen trabajo para situaciones complicadas.

Las grandes estrellas del Note 8 son el modo retrato y el zoom óptico de 2X que se logran con el doble sensor de la cámara principal. Por supuesto, la primera cámara es la que mejores resultados logra, con un enfoque más rápido gracias al Dual Pixel, siendo incluso la que el celular usa por defecto en situaciones de poca luz.

En el caso del modo retrato, el Galaxy Note 8 hace un gran trabajo. Podemos tomar muy buenas fotos con el fondo desenfocado. Claro, no logramos los resultados que podríamos lograr con una DSLR, pero sin duda es de los mejores resultados podremos obtener con un smartphone. Gracias a su función “enfoque dinámico” podemos escoger el nivel de desenfoque que queremos darle al fondo de la fotografía en el modo retrato usando los dos sensores de la cámara principal; además, podemos elegir si el smartphone nos guarda las fotos con los dos sensores, de modo que tengamos la misma toma con un ángulo reducido y con un ángulo amplio.

Respecto a la aplicación de cámara, hay que tener en cuenta la presencia de muchas opciones, no sólo a nivel de filtros, sino también con stickers y muchas cosas divertidas que nos dejan las fotos listas para subir directamente a las redes sociales, sin hacer mayores esfuerzos adicionales. Además, tenemos también un modo profesional de fotografía, que en la cámara principal nos deja elegir el nivel de ISO, balance de blancos, modo de enfoque, y que nos deja capturar fotos en RAW. Este modo profesional no es tan completo con la cámara delantera, y no está disponible para la grabación de video. Tal vez lo peor que tiene la aplicación de cámara es que el temporizador está muy escondido, aparece recién entrando a la configuración de la cámara, y no se puede activar o desactivar fácilmente.

Precisamente, hablando de la grabación de video, tenemos la posibilidad de capturar imagen en movimiento en 4K a 30 fps, o a 1080p a 60 fps, como máximos. Además, tenemos la posibilidad de grabar en cámara lenta en 720p a 240 fps. Cabe destacar que la estabilización óptica no está disponible para la grabación en 4K, y tampoco se puede cambiar de cámaras en esta resolución, aunque para esta calidad sí está disponible la estabilización electrónica implementada por software. El enfoque automático en el video es muy bueno con buenas condiciones de luz, y en la noche disminuye un poco, pero sigue siendo bueno. En términos generales, creo que el Note 8 es el mejor celular para grabar video en términos de calidad, aunque tendría que ofrecernos una aplicación que nos permita más control sobre la grabación.

De la cámara delantera me gusta el angular que tiene, ya que gracias a los 25mm que maneja es posible que entre mucha gente en tu selfie, y podrás captar una toma más amplia si la necesidad de accesorios adicionales. Por si eso fuera poco, su modo de selfie amplia que permite captar todavía más con sólo girar el dispositivo de un lado al otro luego de apretar el botón de captura. Además, si bien no es el mejor, tenemos un modo retrato (llamado enfoque selectivo) que hace un efecto de profundidad muy bonito, con unos resultados que, si bien no son los más naturales, quedan bastante bien para tratarse de una toma con un sensor. Además, en la grabación de video tenemos una toma muy estable.

Los dejo con algunas imágenes (clic para agrandar la galería):

Por el lado multimedia, destacar la falta de radio FM. Sin embargo, la calidad del sonido es buena, aunque no creo que pueda ser la mejor, quedando por detrás del HTC U11. Tenemos un nivel de potencia alto, y buena calidad, tanto para escuchar las notificaciones como para el consumo multimedia. En este apartado me hubiera gustado que no sólo nos quedemos con un parlante en la parte baja, en el marco, sino que también tengamos una segunda fuente de sonido con un parlante superior, como por ejemplo lo hace HTC con sus más recientes buques insignia.

Un punto a favor, sin embargo, es la inclusión de los audífonos afinados por AKG, una marca perteneciente a Harman, empresa especializada en audio ahora parte de Samsung. Estos auriculares son muy buenos, sobre todo para estar incluidos en la caja.

Batería

El apartado de la autonomía del Samsung Note 8 me sorprendió a pesar de los números. Y es que, pese a que sólo tenemos una batería de 3300 mAh, menor a los 3500mAh del S8 Plus, nos ofrece una autonomía que, sin ser espectacular, llega a ser muy buena, y además cuenta con excelentes modos de gestión de energía para cuando se nos esté acabando.

Con un uso regular, en resolución FullHD+, usando redes sociales, tomando algunas fotos, respondiendo varios mensajes por WhatsApp, y escuchando un par de horas de música en Spotify, todo a través de la conexión 4G LTE, podremos alcanzar una jornada completa de uso, con unas casi 6 horas de pantalla encendida, y unas casi 12 horas de uso continuo. Por supuesto, si eres de usar mucho más la cámara, para grabar video, por ejemplo, o si eres de jugar mucho con juegos pesados, o ver muchos videos, entonces la batería te durará menos.

Por suerte, el Galaxy Note 8 cuenta con una muy buena carga rápida, gracias al cargador que ya viene incluido en la caja. Así, con tan sólo media hora de carga podremos llenar la batería hasta el 50%, y en menos de una hora y media tendremos la batería totalmente cargada desde niveles mínimos.

Conclusión

Sin duda el Samsung Galaxy Note 8 es uno de los mejores smartphones del 2017, y tal vez el mejor para algunos. De este terminal hay que destacar su diseño y calidad de materiales, así como su resistencia al agua y al polvo. Los puntos más destacables del Note 8 son sin duda su doble cámara para un excelente modo retrato, así como su pantalla, que es para mi la mejor del mercado.

El S Pen es un buen aditamento, y no sólo para dibujar, sino para el día a día, siendo que tal vez lo más complicado es hacerte el hábito de usarlo.

Claro, nada es perfecto, pero hay pocas cosas que criticarle, si siquiera me atrevería criticar la autonomía, aunque si hay que darle duro respecto a la ubicación del sensor de huellas, que es la peor. Más allá de ello, el Galaxy Note 8 es un smartphone que sin duda pone a Samsung nuevamente en lo más alto del mercado de smartphones.

Eduardo Salazar

Author

Eduardo Salazar

Estudié economía, pero soy fanático de la tecnológica. En mi tiempo libre me gusta escuchar música, mucha música.

Up Next

Deja un comentario