Antiguo vs Nuevo, ¿qué smartphone te comprarías?

No Comment Yet

Cada vez que un amigo nuestro decide comprar un teléfono nuevo, estamos por lo general entre las primeras personas que los asesoran. Y es que siendo los geeks obsesionados con los smartphones, somos siempre capaces de darles una amplia información acerca de las opciones que tienen y cuál de todos los teléfonos que andan por ahí sería el que mejor se adapta a sus necesidades y/o presupuesto. Pero cada vez que se nos pide nuestra opinión de expertos, el conflicto mismo que surge es: ¿sería mejor comprar un modelo del smartphone de gama alta del año pasado, o conformarse con un modelo de gama media o gama media-alta de este año? Pues bien, dar una respuesta universal es un reto, ya que hay varios argumentos muy sólidos a favor de una u otra opción. Para comenzar…

image

Grandes teléfonos  “antiguos” son ahora más baratos…

Y no les hablo de unidades de segunda mano vendidos en eBay. Por ejemplo, los ex buques insignia de los smartphones Android, como el Samsung Galaxy SII o HTC Sensation, se pueden comprar sin usar y libres (sin contrato con operador móvil) por la mitad de lo que valían en el 2011, que es casi lo mismo que cuestan hoy los smartphones de gama media-alta. Estos buques insignia antiguos no son dispositivos malos teniendo en cuenta sus especificaciones de hardware y capacidades pertinentes. Sin embargo, las cosas no se ven tan bien en el lado del software. De hecho…

image

grandes actualizaciones de software para los teléfonos antiguos tardan una eternidad…

o no llegan en absoluto, lo cual puede ser frustrante. ¿No lo crees? Pregúntale a un propietario del HTC ThunderBolt o de un LG Optimus 2X . La actualización del software que se ejecuta en un smartphones es importante, ya que hace que sea más estable y añade algunas características que mejoran la experiencia general del usuario – en el caso de Android, Google Now (para las búsquedas) y el Project Butter (para la fluidez del teléfono) son dos grandes ejemplos.

image

Apple en este caso es una excepción, ya que proporciona a sus usuarios las actualizaciones de software a tiempo. Por ejemplo, el iPhone 4, ahora corre iOS6 a pesar de tener más de 2 años de antigüedad (y ni que decir del iPhone 3GS). Pero, en general, los fabricantes de smartphones rara vez se molestan con la actualización de los dispositivos que han lanzado más de un año atrás. Claro, hay ROMs personalizados de calidad disponibles en línea – hecha por la entusiasta comunidad de programadores para una amplia gama de dispositivos. Quienes no estén familiarizados con el tema son libres de buscar CyanogenMod y ver de qué se trata todo esto. Sin embargo, no todos los usuarios se siente cómodos con la alteración de su software y anular su garantía en el camino.

Por otro lado, las comunidades en internet sobre smartphones son una gran fuente de información sobre como lidiar con las imperfecciones de un dispositivo. Cuanto más tiempo un teléfono ha estado en el mercado, más se ha estudiado y hay más respuestas sobre él. Y es más seguro comprar un smartphone que se sabe está exento de problemas técnicos, no te parece?

Tristemente, mientras que el software de un teléfono inteligente puede ser modificado y mejorado, su hardware no se puede. Y…

image

nuevos teléfonos ofrecen a menudo las nuevas tecnologías…

que pueden ser muy útiles. Por ejemplo, hemos empezado a ver conectividad LTE en una serie de nuevos teléfonos inteligentes de gama media, como el LG Spirit 4G, Samsung Ativ Odyssey, o el HTC One SV, que se ofrecen en muchos mercados de todo el mundo. La tecnología NFC es también una nueva ventaja, ya que permite hacer pagos sin contacto, entre otras cosas.

¿Cuál es su opinión sobre esto? ¿Irías por un smartphone insignia del año pasado, o prefieres comprar un smartphone nuevo de gama media que cuesta lo mismo? Te invito a responder la encuesta de gadgerss:

Traducido de: Phone Arena

Eduardo Salazar

Author

Eduardo Salazar

Estudié economía, pero soy fanático de la tecnológica. En mi tiempo libre me gusta escuchar música, mucha música.

Up Next

Deja un comentario