Reseña del Moto G5s Plus (Review en español)

No Comment Yet

Este año hemos tenido la suerte de probar ya dos excelentes dispositivos de Motorola, el Moto G5 Plus y el Moto Z2 Play. Con ambos la experiencia ha sido muy buena en casi todos los puntos evaluados. Sin embargo, pese a lo innovador del sistema modular del Moto Z2 Play, Motorola no se había unido a la tendencia de la doble cámara principal.

Precisamente, el Moto G5s Plus que llegó hace muy poco al Perú, fue el primer smartphone con doble cámara de la marca que hoy en día es parte de Lenovo.

¿Qué de nuevo nos aporta el Moto G5s Plus? Vamos a verlo a continuación.

Diseño

El Moto G5s Plus nos trae un diseño que ya resulta característico de las nuevas generaciones de smartphones de Motorola. De hecho, por el nombre ya se podrán imaginar que es muy, pero muy parecido al Moto G5 Plus, aunque claro, tiene algunas diferencias.

Para empezar el Moto G5s Plus tiene una pantalla de 5.5 pulgadas, superando a las 5.2 pulgadas del Moto G5 Plus. Por ello, al crecer la pantalla crece también el cuerpo del dispositivo y el peso. Así, el Moto G5s Plus llega hasta los 153.5mm de alto, 76.2mm de ancho y a los 8mm de grosor, con un peso total de 168 gramos.

Alrededor de la pantalla tenemos marcos relativamente grandes, sobre todo el superior y el inferior, aunque aprovechados de alguna manera. Aquí hay que destacar que repetimos el extraordinario sensor de huellas dactilares en el marco inferior. En el marco superior, sin embargo, dejamos de lado el parlante que teníamos en el Moto G5 Plus, y ahora tenemos el parlante en el borde inferior, junto al conector microSD para la carga y transferencia de datos, así como el micrófono para las llamadas.

Arriba de la pantalla tenemos los sensores de luz y proximidad, así como la cámara delantera, la cual ahora viene acompañada de un flash, una excelente adición para aquellos que les gusta tomarse selfies, incluso cuando la luz escasea.

La ranura para la nano SIM y la micro SD viene en el lateral izquierdo, en tanto que del lado derecho del terminal tenemos los botones de volumen y de encendido/apagado que tiene una textura rayada para poder identificarlo mejor.

En la parte posterior tenemos, además del logo de Moto, la principal novedad del Moto G5s Plus, la doble cámara principal enmarcada en un círculo con el mismo aspecto que sobre sale del cuerpo que ya hemos visto en el Moto Z Play, y en el Moto G5 Plus. Acompaña a esta doble cámara un flash LED de doble tono.

Pantalla

Como ya había dicho antes, el Moto G5s Plus incorpora una pantalla de 5.5 pulgadas con resolución FullHD, que ocupa el 71.3% del frontal. El panel es un IPS LCD que nos da una densidad de pixeles de 401 ppp, y que está protegida con Gorilla Glass 3.

En el tiempo que he pasado con el Moto G5s Plus he podido comprobar que nuevamente estamos ante una excelente pantalla, sobre todo para un terminal de gama media de Motorola. Es cierto que la densidad de pixeles es menor a la que vimos en el Moto G5 Plus (que llegaba a los 421 ppp), pero tendremos imágenes de muy buena calidad, con colores que sin ser saturados tiene una adecuada reproducción de la realidad, y con ángulos de color destacables.

Me parece importante decir que por software podemos elegir dos modos de color en la pantalla, un modo Estándar, que nos muestra colores un poco más opacos y neutrales, y un modo Brillante que muestra colores más vivos y saturados. Este último es mi favorito, sobre todo para ver películas, videos y fotos; pero esto es cuestión de gustos.

De otro lado, hay que destacar que los niveles de brillo son también bastante buenos, tanto con baja luz como con excesiva luz he podido apreciar sin muchos problemas el contenido de la pantalla. Por supuesto, a plena luz del sol no es la mejor pantalla, pero la visibilidad que nos brinda es muy buena incluso en esas condiciones.

Software e interface

Aquí en verdad no hay muchas novedades que contar. Ya sabemos que Motorola nos brinda Android en su versión pura, algo que personalmente creo que se debe agradecer mucho. En el Moto G5s Plus tenemos Android 7.0 (Nougat), en su estado puro, salvo por algunos añadidos propios de Motorola, pero que no cambian para nada la experiencia de Android stock. Por supuesto, esperamos que pronto llegue la actualización a Android 8.0 Oreo.

Precisamente, al igual que en el Moto G5 Plus, tenemos algunos añadidos que podremos encontrar entrando a la aplicación Moto, que ya viene instalada en el celular. Aquí encontramos dos secciones, una de “Acciones”, y otra de “Pantalla”.

En la parte de acciones, podremos elegir muchas opciones que ya tenemos hace un tiempo en los terminales de Motorola. Podremos activar o desactivar las opciones de agitar dos veces el celular para encender la linterna, girar dos veces para activar la cámara, deslizar para disminuir el tamaño de la pantalla, levantar el celular para silenciar cuando está timbrando y girar para el modo No molestar. Además aquí también encontrarnos la opción para convertir el sensor de huellas en un botón físico único para interactuar con el smartphone, sirviendo no sólo de botón home, sino también de botón atrás y multitarea, dándonos un mayor espacio usable en la pantalla, ya que desaparecen los botones virtuales en pantalla.

En la sección de pantalla podemos activar el modo de pantalla siempre encendida, con la posibilidad de tener cierta información con la pantalla apagada, como la fecha, la hora, y el nivel de batería, así como los avisos de notificaciones.

De otro lado, destacar que la presencia de aplicaciones basura es inexistente.

Sin duda el tener Android puro es una estupenda ventaja para el Moto G5s Plus. El sistema operativo va muy fluido, y ocupa poco espacio, dejándonos mayor libertad para saber que instalamos y que no, y sin duplicar aplicaciones como ocurren en capas de personalización, que nos dan aplicaciones de Google y aplicaciones propias para las mismas tareas. Sin duda la política de usar Android puro es un gol de media cancha de Moto.

Rendimiento y conectividad

Por dentro el Moto G5s Plus repite el mismo cerebro que hemos visto en el Moto G5 Plus, ya que tenemos un procesador Qualcomm Snapdragon 625, un octa core que va hasta los 2.0 GHz acompañado de una GPU Adreno 506. Cabe destacar que se trata de mismo chipset que encontramos en el Moto Z Play original, así que el rendimiento como la optimización del mismo están más que asegurados y comprobados largamente.

Sin embargo, tenemos una importante mejora para darle más fluidez al smartphone, ya que contamos con 3GB de memoria RAM, acompañada de 32GB de memoria interna, que se puede ampliar con tarjetas microSD de hasta 256GB. Sin duda el tener 1GB de memoria RAM más puede hacer alguna diferencia en el uso diario del smartphone, ya que nos da una mayor fluidez para abrir y pasar de una aplicación a otra.

El procesador, como ya lo dije, es conocido, y ha podido mover con soltura las aplicaciones que le he puesto encima. Desde la simple navegación por internet, hasta algunos juegos demandantes, como Modern Combat 5, que ha podido correr sin mayores problemas, incluso exigiendo al máximo el desempeño gráfico jugando a 60fps, aunque con un calentamiento un poco mayor del smartphone.

Por el lado de la conectividad, pues destacar que tenemos todo, conectividad 4G LTE, Wi-Fi 802.11 a/b/g/n con Dual Band, Bluetooth 4.2, NFC, y GPS. Además, tenemos radio FM.

Cámaras y multimedia

Como ya había mencionado, la principal novedad del Moto G5s Plus es la doble cámara principal, que como funcionalidad principal tiene la captura de fotos con profundidad, y la posibilidad de editar la fotografía cambiando el fondo de la imagen.

En esta doble cámara tenemos sensores de 13MP con lente de f/2.0, enfoque por PDAF, HDR nativo y, para aprovecharla mejor, un novedoso modo retrato. De otro lado, la cámara delantera es de 8MP, con apertura de f/2.0 y flash LED. La grabación de video de la cámara principal es hasta en 4K, o en FullHD a 60 fps, en tanto que la cámara delantera graba en FullHD a 30 fps.

Hay que destacar que se ha hecho un muy buen trabajo con la aplicación nativa. Esta aplicación es muy intuitiva, fácil de usar y con opciones muy interesantes, como HDR, foto panorámica, movimiento lento, y un modo profesional que nos permite jugar con el enfoque, el balance de blancos, la apertura, el ISO y la exposición.

En términos de resultados, nos encontramos con muy buenas fotos con condiciones plenas de luz. La cámara delantera nos deja sacar buenas selfies considerando además que tiene un gran angular muy bueno, y el hecho de tener un flash LED nos ayuda cuando no hay luz. Sin embargo, a veces se tarda un poco en tomar las fotografías precisamente cuando la luz es escasa. Además, el modo belleza resulta bastante natural cuando lo usamos en un nivel intermedio, aunque en niveles altos del modo belleza los resultados se ven muy poco naturales. Por eso se agradece la posibilidad de personalizar esta funcionalidad.

En el caso de la cámara principal, sí contamos con auto enfoque y detección de rostro, con lo cual la captura de imágenes se facilita. Sin embargo, la apertura de f/2.0 no nos ayuda mucho cuando tenemos poca luz.

El valor agregado de esta cámara es el modo profundidad que nos permite realizar gracias a sus dos sensores. Así, podemos tomar fotos con el fondo desenfocado, incluso con la posibilidad de elegir el nivel de desenfoque, en hasta siete niveles, aunque en el nivel máximo el resultado pierde total naturalidad. Además, al tomar las fotos con profundidad podemos aplicar una edición especial, que nos permite cambiar el fondo de la imagen por otro. Sin embargo, para que este tipo edición funcione bien hay que tener una buena iluminación, de lo contrario el software no podrá detectar con certeza el fondo completo que tiene que reemplazar.

Sin duda este modo de profundidad no es comparable con el que se logra con smartphones premium, como el iPhone 8 o el Pixel XL 2. Sin duda Motorola puede mejorar el software de la cámara.

Aquí puedes ver algunos resultados del apartado fotográfico (clic para agrandar):

En el apartado del audio y sonido, destacar que tenemos radio FM, lo cual siempre vamos a agradecer, siempre. En cuanto a la calidad del sonido, hay que mencionar que es bastante decente, además, con unos buenos audífonos el sonido es muy bueno tanto para escuchar música como para ver videos, pero recuerda que en la caja no encontrarás audífonos, así que usa los que ya tengas o compra unos.

Batería

El Moto G5s Plus repite la misma batería del Moto G5 Plus, es decir, una batería con capacidad de 3000 mAh. Esta batería es muy bien gestionada por el procesador Snapdragon 625, que ya está más que comprobado que optimiza la autonomía del dispositivo de gran manera.

Por suerte, el hecho de tener una pantalla un poco más grande no penaliza la autonomía de este smartphone respecto a lo que vimos en el Moto G5 Plus, así que podemos contar también con una media de 5 horas y media de pantalla encendida.

Por supuesto, si usas muchas aplicaciones demandantes, como Facebook, juegos o Spotify, la duración de la batería es menor, pero afortunadamente en el Moto G5s Plus tenemos también carga por Turbo Power. Con este sistema de carga rápida, tenemos la ventaja de lograr la carga completa del dispositivo en aproximadamente poco más de una hora y media.

Conclusión

El Moto G5s Plus llega para cubrir un espacio vacío en Motorola, el de los dispositivos con doble cámara principal. Se trata de un dispositivo muy interesante, con un diseño y acabados premium, con Android puro, una excelente batería, carga rápida, y fotos en un buen nivel, todo esto en un smartphone de gama media.

Tal vez queda por mejorar el apartado de la cámara, el doble sensor está muy bien en la parte posterior, pero hay que trabajar algo en el software, y esperar una siguiente versión con una mejor apertura para fotos más iluminadas cuando la luz escasea.

El Moto G5s Plus está a la venta en el Perú a través de Entel.

Eduardo Salazar

Author

Eduardo Salazar

Estudié economía, pero soy fanático de la tecnológica. En mi tiempo libre me gusta escuchar música, mucha música.

Up Next

Deja un comentario